Estreno

Crítica: "El robo del siglo" es cine popular con buena factura artística

La reconstrucción cinematográfica del robo del Banco Rio en el que participó el uruguayo Mario Vitette  

El robo del siglo
Una escena de "El robo del siglo", la nueva de Ariel Winograd

Las películas de robos a bancos despiertan un atractivo especial, sin duda por una identificación del espectador, con el sueño de dar un golpe que le permita no trabajar por el resto de sus días. Y en el caso del robo al banco Río, de la localidad bonaerense de Acassuso, el 13 de enero de 2006, el atractivo es mayúsculo, dadas las características espectaculares que tuvo. Eso es perfectamente aprovechado por el director Ariel Winograd, para ofrecer una película que hace avanzar los hechos en orden cronológico, desde la presentación de los personajes hasta el robo y sus consecuencias.
Junto al atractivo de la trama en sí, este trabajo de Winograd logra ofrecer un ejemplo de cine popular, abierto a todo tipo de espectador, y capaz de divertir sin parar, con un tratamiento de escenas muy cuidadas, en las que en muchos tramos aparecen imágenes muy bien planteadas desde el punto de vista estético. A eso se suma todo un juego de efectos visuales que busca y logra hacer un planteo claro de la trama, y que también entretienen desde el punto de vista visual. Para el espectador que gusta de detenerse en la factura cinematográfica de las películas, El robo del siglo le permitirá regodearse en las composiciones de los cuadros, ángulos de filmación, claroscuros.

Además, al avance preciso y sin demoras del argumento, hay que sumar sus ricos personajes, con interpretaciones muy cargadas de detalles, como las de sus protagonistas, Guillermo Francella y Diego Peretti. Cada integrante de la banda tiene su perfil propio, bien marcado desde el guion y la actuación. Y pese a que el espectador seguramente sabe cómo van a terminar los hechos, la expectativa que causa la preparación y la ejecución del robo son enormes.

Entra el juego además todo un trabajo de reconstrucción del lugar donde sucedieron los hechos, que si bien no están tan alejados en el tiempo, sí tienen su tono particular. Y una banda sonora que recorre todo un rango de géneros, sumando vértigo a las acciones. Tampoco faltan los toques de humor, conseguidos de una manera natural. Y conversaciones como cotidianas muy bien concebidas, que además de ser graciosas, suman verosimilitud a esta historia entre descabellada y totalmente real.
Lógicamente, El robo del siglo tiene dos largas partes muy jugosas. La primera, toda la preparación del golpe, que alterna el profesionalismo con un tono medio casero. Y la segunda, su impecable ejecución, donde la aventura llega a su punto más alto. Luego, la película tiene que sostener, en su último tramo, toda la tensión creciente que fue sembrando, cosa que consigue de algún modo, echando mano también a un fuerte apoyo en fuentes documentales. El conjunto es una película sumamente divertida.

Ficha
El robo del siglo * * * *
OrigenArgentina, 2020
DirecciónAriel Winograd
ConDiego Peretti, Guillermo Francella, Pablo Rago, Luis Luque

 Guion: Alex Zito y Fernando Araujo Fotografía: Félix Monti. Música: Dario Eskenaz. Dirección de arte: Daniel Gimelberg. Edición: Pablo Barbieri Carrera. Duración: 114 minutos. Estreno: 16 de enero, 2020.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)