Reseña

Crítica: en "Rey de ladrones", Michael Caine y otros veteranos intentan el golpe del siglo

La película de James Marsh se estrenó esta semana en Uruguay

Imagen de la película Rey de ladrones
VIDEO | Tráiler de "Rey de ladrones"

Un suceso real —el robo de un depósito de joyas en el londinense Hatton Garden en el que un grupo de ladrones veteranos fueron a por el golpe del siglo— le permite al director James Marsh contar una historia que funciona, además, como un homenaje a un cine británico, del que varios del elenco de Rey de los ladrones fueron figuras centrales. Es una película nostalgiosa dedicada a aquellos que conocen las referencias.

De hecho, Marsh, que dirigió La teoría del todo y ganó un Oscar por su documental Man on Wire, incluye algunas escenas, a modo de flashback de Faena a la italiana y Algo de verdad. Allí estaban, respectivamente, Michael Caine y Tom Courtenay, que son parte de esta pandilla de octogenarios llenos de achaques y reproches, metidos en un ambicioso último golpe. Son como Los desconocidos de siempre o El Quinteto de la muerte con diabetes y sobrepeso. Por ahí andan, también, Ray Winstone (que hizo un papel similar en la simpática Sexy Beast), Jim Broadbent y Michael Gambon (que fue, precisamente, el ladrón de El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante de Peter Greenaway), actores veteranos que, seguro, la pasaron bomba recordando anécdotas durante el rodaje.

Algo de ese espíritu se transmite en Rey de ladrones, que es juguetona y tiene algo de broma. El monarca de los ladrones es el personaje de Caine, que, tras la muerte de su esposa y por lo tanto, el fin de su promesa de nunca más volver a los robos, se embala con la propuesta de un muchacho (Charlie Cox) que conoce la manera de entrar a una joyería durante el fin de semana de Pascuas. Fue el robo de joyas más grande en la historia británica.

Aunque la fórmula parece perfecta, la película tiene algunos defectos, muchos de ellos provenientes del guion de Joe Penhall. Así, Rey de ladrones se convierte en una progresión que va perdiendo el interés y se juega todo a sus intérpretes, que están muy bien y hacen lo que se espera de ellos. Deben sortear algunas inseguridades: Marsh no se decide entre hacerla un policial o una comedia. En ambos terrenos se queda a medio camino.

Al final, lo que queda es una película simpática, que sin pretensiones se deja ver y que, queda claro, podría ser otra cosa de haber, quizás, tenido un plan un poco más cuidado.

FICHA

Rey de ladrones [**]

Reino Unido, 2018. Director: James Marsh. Guion: Joe Penhall sobre un artículo de Mark Seal publicado en Vanity Fair. Fotografía: Danny Cohen. Música: Benjamin Wallfisch. Edición: Jinx Godfrey, Nick Moore. Con: Michael Caine, Tom Courtenay, Michael Gambon, Ray Winstone, Charlie Cox. Duración: 108 minutos. Estreno: 28 de marzo, 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)