Estreno

Crítica: "La quietud" es un melodrama con hermanas y secretos

Se estrenó en salas comerciales la nueva película de Pablo Trapero

Imagen promocional de "La Quietud" de Pablo Trapero
Imagen promocional de "La Quietud" de Pablo Trapero

En un tono totalmente diferente al de El clan, su anterior película, Pablo Trapero consigue en La quietud volver a hacer un drama sobre vínculos familiares no del todo sanos. Pero donde antes había un patriarcado asesino, acá hay un matriarcado que intenta convivir con sus propios demonios, algunos de los cuales están relacionados, también, con un pasado violento.

Ahora cuenta la relación de Mia (Martina Gusmán, esposa la actriz de siempre de Trapero) y Eugenia (Bérenice Bejo, la actriz franco-argentina de El artista), dos hermanas muy parecidas que se reúnen en La Quietud, un portentoso casco de estancia, cuando Eugenia vuelve de París tras un ACV de su padre. Por ahí andan un marido (Edgar Ramírez) y un amigo con derechos de las muchachas (Joaquín Furriel)

Con toda esa gente reunida, no van a tardar en surgir conflictos, viejos resentimientos, infidelidades, traiciones y un par de asuntos muy feos del pasado. Trapero, que también escribió el guion, conduce todo ese material por el drama, la comedia, el policial y el erotismo. La relación entre las dos hermanas tiene ciertos visos de incestos y conviene no confiar en el vínculo entre los cuñados.

La quietud
VIDEO | Tráiler de "La quietud"

Con referencias a Rebecca de Hitchcock (la llegada a ese Manderley que es La Quietud) y al Buñuel de El ángel exterminador, La quietud es una película extraña. Quizás porque, como esas referencias (reconocidas por el propio Trapero en entrevista con El País) juega todo el tiempo con las expectativas del espectador. La presencia totémica de la Borges lo inscribe también en una tradición del cine argentino.

Trapero ha recorrido un largo camino y en sus películas se ve el pulso de un director en la construcción de las escenas. En su cine consigue congeniar los estándares internacionales que lo han convertido en un habitual de los festivales de cine, con un cine personal. Esta, en ese sentido, es una película distinta, más introspectiva que otras. Y también despareja. Pero cuando acierta, lo hace a lo grande.

Como en ese largo plano secuencia en un funeral en el medio de la historia, que funciona como un nudo argumental que, a su vez, representa el nudo individual y familiar en que se van metiendo. Y que tiene la resolución narrativa que esta historia de interiores necesitaba. Incluso en sus falencias, siempre es bueno ver a un director en dominio de su oficio y con cosas para decir de una manera cinematográfica. La quietud cumple, segura, con esa pretensión.

FICHA

La quietud [***]

Argentina, 2018. Guion y dirección: Pablo Trapero. Fotografía: Diego Dussuel. Editores: Alejandro Brodersohn, Trapero. Música: Papamusic. Con Martina Gusmán, Bérénice Bejo, Graciela Borges,Edgar Ramírez, Joaquín Furriel, Isidoro Tolcachir,Carlos Rivkin, Alejandro Fabio Viola, Noemi Marta Sayago. Duración: 111 minutos. Estreno: 15 de noviembre, 2018

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)