Estreno

Crítica: "En el pozo", suspenso uruguayo a pleno sol y en una cantera

El primer largometraje de los hermanos Antonaccio es una buena muestra de un cine uruguayo de género

En el pozo
Paula Silva y Augusto Gordillo en medio de una tensión que va camino a explotar. Foto: Difusión

Alfred Hitchcock, que algo sabría sobre el tema, explicó hace tiempo que mientras el terror se basa en lo imprevisto, el suspenso se construye a partir de lo que sabemos que está ahí. Por ejemplo, solía graficar Hitchcock, suspenso es cuando los espectadores saben que hay una bomba debajo de dos comensales que ignorantes de lo que se avecina, hablan de las últimas trivialidades de su vida.

En el pozo se basa en esa premisa. No hay un artefacto que vaya a explotar pero la película —la primera de los hermanos Bernardo y Rafael Antonaccio— está construida sobre una tensión que inevitablemente no lleva a ningún lado bueno. Solo es cuestión de esperar a que reviente todo.

En el pozo
Vea el tráiler de "En el pozo"

Esa tensión es la que sobrevuela una tarde de sol en la que tres amigos locatarios y un forastero deciden pasar en una cantera en las afueras de un pueblo del interior. Los amigos y lugareños son Tola (Luis Pazos), Tincho (Rafael Beltrán) y Alicia (Paula Silva), quien llevó para la ocasión a su novio capitalino, Bruno (Augusto Gordillo), una mala idea. Fuman porro, toman cerveza, hacen un asado, se dan un baño. No es el mejor ambiente pero se pasa hasta que algunos secretos empiezan a hacerse notar.

El convidado de piedra, ese citadino de bigote y peinado moderno, no es el más simpático del mundo y menos para Tincho que es el novio que Alicia dejó en el pueblo pero pasó a la categoría de amigo con derechos. Bruno no está enterado de esos privilegios y su  sospecha es el motor que hace avanzar la trama. La incomodidad (apenas disimulada por los chistes de Tola, que es el alma de la fiesta) empieza a pegarse como el calor de ese pozo de agua rodeado de un paisaje árido de piedra y tierra.

Sobre esa base mínima (cuatro personajes, un escenario único, una excusa casi trivial), los Antonaccio aprovechan todos los recursos posibles para armar un thriller dramático que, además, tiene lecturas sobre la violencia de género, la rivalidad interior y capital y sobre por qué conviene borrar los mensajes comprometedores del WhatsApp si tu novio va a agarrar el celular.

Los directores, con una fotografía y un uso del sonido muy perspicaces, manejan muy bien la tensión jugando con ese peligro inminente. A pesar de eso no pierde de vista, la individualidad de los personajes, principalmente la de Alicia que está metida en un lío gordo y tiene todo para ser el chivo expiatorio de tanta frustración masculina que anda en la vuelta.

Todo va preparando al espectador hacia un final que es un poco gore pero del que nos han dado varias pistas. Es que cuando estalla aquella bomba de la que hablaba Hitchcock, y eso también lo enseñó el maestro, las consecuencias siempre son impredecibles.

Ficha
En el pozo * * * *
OrigenUruguay, 2019
Duración82 minutos
Estreno7 de marzo, 2019

Guion y dirección: Bernardo y Rafael Antonaccio. Fotografía: Rafael Antonaccio. Dirección de arte: Juan Gutiérrez de Piñerez. Montaje: Magdalena Schinca, Javier DeVincenzi. Música original: Hernán González. Con: Paula Silva, Augusto Gordillo, Rafael Beltrán, Luis Pazos, Natalia Tarmezzano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)