CRÍTICA

Se estrenó "Judy", la película en la que Renée Zellweger hace todo para merecer el Oscar

El drama sobre la vida de Judy Garland, protagonizado por Renée Zellweger, va con dos nominaciones al Oscar y el premio a la actriz parece seguro

Renée Zellweger como Judy Garland en Judy
Renée Zellweger aspira a conseguir su segundo Oscar interpretando a Judy Garland en la película "Judy". Foto: Difusión

Judy Garland es de esos papeles con el que sueñan las actrices. Consciente de eso, Renee Zellweger hace todo para estar a la altura de la circunstancia: en lugar de ir por la imitación, hace notar la herramienta actoral. No es Garland, es Zellweger haciendo de Garland. El recurso es interesante aunque puede incomodar a los que van por el realismo.

Adaptada por Tom Edge a partir de una obra de teatro de Peter Quilter, Judy: la leyenda detrás del Arco Iris, dirigida por Rupert Goold, sigue a Garland en los últimos meses de su vida en 1968, cuando, necesitada de dinero aceptó actuar en un club de Londres, en lo que sería una serie de recitales con entradas agotadas y una suerte de despedida de los escenarios: moriría, por una sobredosis, unos meses después. No hay historia más triste en Hollywood que la de esta muchacha.

Esa etapa había sido reflejada por la propia Garland en Amarga es la gloria dirigida por Ronald Neame y que terminó resultando su última película.

Para acompañar esa historia, la película está salpicada por flashbacks que muestran la dañina influencia de Louis B. Mayer sobre su estrella infantil. Garland fue uno de los grandes nombres de la Metro Goldwyn Mayer en películas como El mago de Oz y La rueda de la fortuna pero su fama vino con un precio: convertida en una marioneta del mefistofélico Mayer, su vida fue un calvario de exigencias artísticas, nula libertad y medicación para mantenerla en línea. Ese recetario hizo de ella, un ser frágil, inestable, caprichoso. La diva más triste del mundo. Y una de las voces más hermosas del siglo XX.

ficha
Renee Zellwegger
Judy [***]
DirectorRupert Goold
ConRenée Zellweger, Jessie Buckley, Finn Wittrock, Rufus Sewell, Michael Gambon, Darci Shaw, Bella Ramsey, Royce Pierreson, Tim Ahern, John Dagleish, Gemma-Leah Devereux.
Duración117 minutos

Estados Unidos, 2019.
Título original: Judy.
Guion: Tom Edge sobre obra de teatro de Peter Quilter.
Fotografía: Ole Bratt Birkeland.
Editor: Melanie Oliver.
Música: Gabriel Yared.
Estreno: 6 de febrero, 2020.

Goold, un británico con una sola película antes de Judy, maneja todo ese material con el dramatismo y las canciones que se precisan (cantadas por la propia Zellweger) en esta clase de asuntos. Los lujos de la producción aporten el otro toque necesario de las biopics de gente sufrida.

El tono es más dramático que el de recientes biografías de personajes resilientes como Elton John en Rocketman o Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody. Y la historia es infinitamente más triste: Garland era una mujer condenada incapaz de salir de una mala racha crónica. No hay nada peor que alguien que perdió el paraíso y sabe que no va a poder recuperarlo. Igual, como las otras biopics, tiende a la mitificación, que es parte del protocolo del género.

Pero acá, está claro, el centro de todo es Zellweger, quien ya ganó un Oscar por Regreso a Cold Mountain y que que es la favorita a llevarse el segundo en la ceremonia del domingo. Al igual que Joaquin Phoenix en Guasón, hace todo para que se note su actuación y es la clase de trabajos que llenan el ojo de la Academia de Hollywood.

Zellweger es ideal para el papel. Sus cambios fisonómicos de Bridget Jones a esta parte ayudan a componer ese personaje casi sin edad, maquilladísimo y con ese aspecto de niña crecida a prepo que tenía Garland. En un par de escenas demuestra todo su potencial, cuando con un simple mohín muestra todo el abandono y el dolor de haber sido Judy Garland y no poder estar ahí para disfrutarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)