Estreno

Crítica: "Los dos papas", una pareja despareja por los pasillos de El Vaticano

"Los dos papas", la película de Netflix. Foto: Netflix
"Los dos papas", la película de Netflix. Foto: Netflix

Es un encuentro cumbre (y ficcionalizado) entre un Papa en trámite de retiro y otro que va a ocupar su lugar. Para contar esa historia que une lo celestial con lo terrenal y la ficción con la realidad, Los dos papas, que es una producción de Netflix, lo hace desde el tono de comedia y es el resultado cumbre de varios nombres importantes del cine.

El guion es de Anthony McCarten, un especialista reconocido en biopics, con antecedentes (y nominaciones al Oscar) como La teoría del todo sobre Hawkins y Las horas más oscuras sobre Churchill y Bohemian Rhapsody sobre Mercury. Es un guionista que sabe cómo contar una vida ajena y famosa.

En los papeles papales están Anthony Hopkins como Benedicto XVI (el que se va) y Jonathan Pryce, quien después de interpretar al argentino más importante del siglo XX (Juan Domingo Perón en Evita) ahora compone al más importante de lo que va del siglo XXI, el cardenal Jorge Bergoglio, quien se convertiría en el Papa Francisco. Ambos están excepcionales en papeles así de opuestos.

Finalmente, la otra parte de la ecuación es la “parcería” entre el director Fernando Meirelles y el director de fotografía uruguayo, César Charlone, que ya les valió una nominación al Oscar para cada uno por Ciudad de Dios. Meirelles ya dijo por ahí y lo repitió Pryce, que Los dos papas es una película de Meirelles y Charlone.

Es, básicamente, la primera buddy movie papal: dos personajes totalmente opuestos que empiezan a armar una impensada camaradería. Bergoglio es el progresista, que juega al fútbol y baila tango, mientras que Benedicto es conservador, académico y mira al detective canino Rex en televisión. Uno es el latinoamericano, el otro europeo y sobre esas diferencias se va armando toda la película.

A pesar del título, Los dos papas se concentra más en la vida de Francisco y, principalmente, su vínculo con la dictadura argentina cuando fue el jefe de los jesuitas para Argentina y Uruguay. Allí tomó decisiones que lo atormentan; en esos flashbacks, Bergoglio es interpretado por Juan Minujín.

La historia comienza cuando el argentino va a Roma a anunciarle personalmente al papa su decisión de retirarse. Por alguna razón, Benedicto le da largas al asunto y demora al argentino quien lo acompaña durante varios días en escenarios que van de Castel Gandolfo a la Capilla Sixtina.

La película se limita a mostrar esa serie de encuentros en los que, principalmente, Benedicto -quien no conoce a los Beatles aunque grabó un disco en Abbey Road- se va soltando y considerando a un opuesto como un amigo. Nada de eso sucedió.

Meirelles y Charlone mantienen vibrante una película que es básicamente sobre dos curas ancianos hablando. Lo hace con cámara en mano que permite a los actores lucirse. Los escenarios son fotografiados con belleza y forman parte de la acción.

ficha
Los dos papas * * * *
OrigenReino Unido/ Italia / Argentina / Estados Unidos, 2019.
Título originalThe Two Popes
Duración125 ,minutos

 Dirección: Fernando Meirelles. Guión: Anthony McCarten. Fotografía: César Charlone. Música: Bryce Dessner. Diseño de producción: Mark Tildesley. Dirección de arte: Saverio Sammali. Con: Anthony Hopkins, Jonathan Pryce, Juan Minujin, Luis Gnecco, Cristina Banegas, Renato Scarpa.  Estreno: 5 de diciembre, 2019 en Cinemateca Uruguaya, 20 de diciembre en Netflix.

El tono es un poco de fábula pero todo está en su lugar y funciona. Nada mal para una comedia de papas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados