Estreno

Crítica: en "La música de mi vida", Springsteen es un manual de supervivencia

Se estrenó una de las mejores comedias románticas del año sobre un adolescente que encuentra en la música una salida para su vida en la Gran Bretaña de la década de 1980

La música de mi vida
"La música de mi vida", una entrañable comedia romántica

Es el cine karaoke. Aunque ha existido, por lo menos, desde los tiempos en que Rock alrededor del reloj fue visto por miles de uruguayos que espontánemente cantaron y bailaron en sala con las canciones de Bill Halley, últimamente se ha convertido en tendencia. Es como si muchas películas se hicieran desde la banda sonora: todos los recursos son válidos para llevar gente al cine en tiempos en los que se precisa un público cautivo. Los cancioneros pop, por lo visto, dan una buena mano para atender ese rubro.

El formato quedó explícito con Bohemian Rhapsody, la biografía de Freddie Mercury que reservaba funciones con el sonido adaptado para karaokes colectivos que desafinaban lo que en Queen sonaba tan bien. Lo mismo pasaba en Rocketman, la biopic de Elton John aunque el recurso funcionaba menos porque las versiones eran distintas (¡y cantada por los actores!).

Pero, más allá de canciones salpicadas de datos biográficos, los repertorios clásicos han sido también la base de otra clase de películas; comedias románticas. La pionera fue Mamma Mía! que, más allá de los paisajes y Meryl Streep, su casi exclusivo atractivo eran las canciones de los suecos de Abba, que son de la década de 1970 pero, gracias a iniciativas como esa, a mucha gente le suena como si fueran de anteayer.

El éxito en todos los órdenes de la vida se vuelve fórmula. Y este año, por ejemplo, se estrenó Yesterday (está en cartel en Uruguay) que ilustraba y justificaba su historia de amor y superación, con las canciones de los Beatles. La escribió Richard Curtis —el mismo de Cuatro bodas y un funeral y Notting Hill, para ir teniendo una idea de qué estamos hablando— y es medio del montón, pero la música es, por lejos, lo mejor que tiene para ofrecer.

Con un planteo que tiene similitudes con Yesterday (hay un muchacho indio con padres tradicionalistas), La música de mi vida es otra cosa. Otra cosa mucho mejor: es una de las grandes comedias románticas de tiempos recientes. Y donde allá estaban las canciones de los Beatles, acá está el repertorio de Bruce Springsteen.

Dirigida por Gurinder Chadha —quien en Jugando con el destino demostró una mirada cariñosa a personajes juveniles que enfrentan obstáculos— la película sigue a Javed (Viveik Kalra), un adolescente paquistaní en tiempos de Thatcher, o sea en la década de 1980 en lo que parece una versión ligera de una novela de Kureishi). Es tímido y tiene vocación de escritor, lo que lo hace víctima de la presión paterna y el bullying liceal. Gracias a un amigo descubre la música de Bruce Springsteen y se da cuenta que la poesía de un hijo de obreros de Nueva Jersey está hablando de su propia vida. Tras esa epifanía, todo cambiará para siempre. Toda la película está salpicada por canciones de Springsteen que, en algunos casos se vuelven números de comedia musical.

Imaginativa visualmente, La música de mi vida es una comedia entrañable y sí, como para terminar haciendo karaoke a puro Springsteen. Negocio redondo para todos.

ficha
La música de mi vida * * * *
Dirige Gurinder Chadha
ConViveik Kalra, Hayley Atwell, Rob Brydon, Kulvinder Ghir
Estreno12 de setiembre, 2019
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)