CRÍTICA

Crítica "Yo, mi mujer y mi mujer muerta": Puede y debe rendir más

Crítica a la película que dirige Santi Amodeo y protagoniza Oscar Martínez

Oscar Martínez protagoniza esta historia que se desarrolla en Argentina y España. Foto: Difusión
Oscar Martínez protagoniza esta historia que se desarrolla en Argentina y España. Foto: Difusión

Hay que dejalo claro desde el comienzo, el principal problema de Yo, mi mujer y mujer muerta no es Oscar Martínez quien, como siempre, está muy bien en una veta huraña que le sale un poco de taquito y le alcanza, acá, para ser lo mejor de la película. Es la misma línea que han cultivado otros grandes actores argentinos como Luis Brandoni o Federico Luppi.

Los problemas, en todo caso, pasan por todos los demás frentes, muchos de ellos achacables al sevillano Santi Amodeo, que acá dirige y coescribe (con Rafael Cobos), el guion. Es una coproducción argentino-española filmada entre Buenos Aires y Andalucía.

La historia es simplona pero podría haber funcionado mejor. Un arquitecto argentino (Martínez) queda viudo y, aunque al principio se niega, tras un incidente bastante bizarro e innecesario, decide cumplir el último deseo de su esposa: que sus cenizas se esparsan en un pueblo de España al que año a año ha ido a visitar a su hermana. Cuando llega al lugar, acompañado por un agente inmobiliario en bancarrota (Carlos Areces, el de Balada triste de trompeta y uno de los azafatos de Los amantes pasajeros de Almodovar), descubre que el lugar indicado es una colonia nudista y que, da toda la impresión, su mujer le ocultaba una parte importante de su vida en la que la pasaba bomba. Con él no se divertía tanto y de eso también se entera en unas cartas que la cuñada le entregó solo para mortificarlo.

Yo, mi mujer y mi mujer muerta
Tráiler de "Yo, mi mujer y mi mujer muerta"

El planteo es, al principio, interesante y Amodeo lo va llevando en piloto automático pero sin turbulencias. Sin embargo, en determinado momento, da la sensación de que el asunto empieza a desmadrarse, principalmente por la indecisión entre si con ese material hacer una comedia o un drama. Incluso está ese chiste tirando a escabroso e inexplicable y las historias de algunos de los personajes secundarios (principalmente el de Aceres, que pintaba interesante) quedan inconclusas demostrando un desinterés preocupante por su devenir.

Ficha
Oscar Martínez protagoniza esta historia que se desarrolla en Argentina y España. Foto: Difusión
Yo, mi mujer y mi mujer muerta [**]
DirectorSanti Amodeo
GuionSanti Amodeo y Rafael Cobos.
ConOscar Martínez, Carlos Areces, Ingrid García Jonsson, Malena Solda, Cris Nollet, José Luis Adserías.

España/Argentina, 2019.
Música: Enrique De Justo.
Fotografía: Leonardo Hermo.
Edición: José M.G. Moyano.
Duración: 97 minutos.
Estreno: 4 de abril, 2019.

Lo que mejor funciona son algunos paisajes españoles y un par de chistes a partir de la incomodidad del viudo. Es medio poco.

Martínez empieza a crecer en España aunque es clara la diferencia, por ahora, entre su cine a cada lado del Atlántico. Mientras en Argentina, ha hecho Ciudadano ilustre que le dio la Copa Volpi en Venecia o La misma sangre (que está en cartel en Uruguay), en España ha hecho, recientemente, la olvidable Toc Toc y esta Yo, mi mujer y mi mujer muerta.

Es lo mejor de las dos, pero él solo a veces no alcanza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)