Estreno

Crítica, "Van Gogh: En la puerta de la eternidad", la fiebre del arte

Willem Dafoe, quien tuvo una nominación al Oscar, está formidable en la biografía del artista

Willem Dafoe
Willem Dafoe, notable como Vincent Van Gogh

Julian Schnabel, que es un artista plástico con una carrera extendida y prestigiosa, se ha dedicado poco al cine. Le alcanzó, eso sí, para estar nominado para un Oscar (por Antes que anochezca) y ganar un Globo de Oro y ser el mejor director en Cannes (ambos reconocimiento por La escafandra y la mariposa). Eso le ha dado prestigio (aunque no éxitos comerciales) y expectativa por sus nuevos proyectos. Con eso, más un protagónico deslumbrante y nominado a un premio de la Academia de Willem Dafoe y un tema que siempre es atractivo, se alimenta Van Gogh: En las puertas de la eternidad, su última película estrenada en Uruguay esta semana.

No es la primera vez que Schnabel echa una mirada hacia un artista rebelde, distinto y con algunos problemas. Su primera película fue Basquiat sobre uno de los grandes nombres de la pintura estadounidense de la década de 1980 y allí dedicaba igual consideración a la obra y a la vida de su retratado.

En Van Gogh: En las puertas de la eternidad va por el mismo lado y aprovecha, la popularidad de un artista instalado en el imaginario popular como un genio, al que nadie valoró en vida pero hoy sus cuadros son carísimos.

Sobre esa construcción, Schnabel presenta una biografía íntima de los últimos años de Van Gogh, centrándose en su amistad con Paul Gauguin (Oscar Isaac) y en algunos otros sucesos conocidos como la pérdida de una oreja. Al igual que en Loving Vincent, Schnabel (que acá escribió el guion con el veterano Jean-Claude Carriere y la debutante Louise Kugelberg) adhiere a la teoría que su muerte no se debió a un sucidio.

La película funciona como un viaje tirando a alucinado sobre esa vida, lo que queda más evidente con el uso de la cámara en mano (de Benoît Delhomme) que le da, a su vez, cierto aire moderno que, quizás esté hablando de preocupaciones artísticas eternas.

Pero todo cae sobre Dafoe que le da humanidad a una figura en el que conviven demonios artísticos y personales. La mirada de Dafoe (que es una de sus armas de seducción actoral) parece estar viendo otros mundos, a los que observa con algo de piedad y algo de terror. Es lo mejor de una película que, a veces, se hace un poco lerda.

Ficha
Van Gogh: En las puertas de la eternidad * * *
OrigenEstados Unidos, Francia, Reino Unido, Suiza, Irlanda, 2018.
Título originalAt Eternity’s Gate
Estreno21 de marzo, 2019.

Director: Julian Schnabel. Guion: Jean-Claude Carrière, Schnabel y Louise Kugelberg. Fotografía: Benoît Delhomme. Música: Tatiana Lisovskaya. Diseño de producción: Stéphane Cressend. Edición: Louise Kugelberg, Julian Schnabel. Con: Willem Dafoe, Rupert Fiend, Mads Mikkelsen, Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner. Duración: 111 minutos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)