Estreno

Crítica: "El caso Richard Jewell" es la película más política de Clint Eastwood

La nueva del actor nonagenario se estrena este jueves en Uruguay; llega rodeada de polémicas y hasta demandas judiciales

Richard Jewell
Paul Walter Hauser, un notable protagonista de El caso Richard Jewell, la nueva de Clint Eastwood

Buena parte de la carrera de Clint Eastwood puede ser vista como la construcción del héroe como figura mítica. Esa idea -además de la de cómo lidiar como sociedad estadounidense con la violencia-, la desarrolló en un ciclo que empezó con Rowdy Yates, su personaje en la serie Rawhide y culminó con el martirio de Walt Kowalski en Gran Torino.

En este último período de su carrera, Eastwood —quien a los 90 años es el director más longevo en funciones— se ha ido alejando de esa idea para buscar a aquellos hombres extraordinarios (Nelson Mandela, J. Edgar Hoover) y aquellos ciudadanos comunes que estuvieron a la altura que las circunstancias demandaban.

Así, El caso de Richard Jewell, que se estrena este jueves 2 en Uruguay, es parte de un conjunto de su carrera que abarca Francotirador, Sully y la incomprendida 15:17 Tren a París. Son retratos tomados de la vida real sobre el heroísmo y, muchas veces (en Francotirador, por ejemplo), sobre sus consecuencias individuales.

Los héroes, dice ahora Eastwood, no son personajes de ficción o más grandes que la vida misma, es tu vecino, tu amigo, tu enemigo, vos mismo. Los empareja, eso sí, con la tradición clásica al incluir, en Richard Jewell, citas a James Stewart y John Wayne.

Aunque está claro que Eastwood es un republicano de los conservadores, su cine tiene una lectura muchas veces liberal, en una bipolaridad que ha llevado a confusiones entre persona y artista. Richard Jewell, en todo caso, es su película menos liberal y la más política.

Está basado en el caso real del guardia de seguridad que descubrió una bomba durante los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1986. Interpretado soberbiamente por Paul Walter Hauser, Jewell es un tipo buenote pero raro, que le gustan las armas y vive con su madre (Kathy Bates) y da con el perfil del terrorista solitario. A partir de una información filtrada por el FBI a la prensa (Jon Hamm y Olivia Wilde son los villanos de la historia), el que hasta entonces era el héroe de la jornada se convirtió en el malvado. La película es el intento de su abogado (Sam Rockwell) por demostrar lo que es evidente: el pobre Richard no tuvo nada que ver.

Además de haber cambiado el foco de sus historias, con el tiempo, como otros grandes maestros del cine, Eastwood ha venido puliendo su estilo, librándolo de cualquier sobrante. Richard Jewell es una película austera. La música de Arturo Sandoval (que ya trabajó con Eastwood en La mula) y la fotografía apocada de Yves Belanger ayudan a concentrarse directamente en una historia que está bien contada y va directo a lo que quiere decir.

Aunque es verídica, la película ha sido criticada por falsear algunos datos al servicio de una agenda política promovida desde la Casa Blanca que demoniza a la prensa e incluso a la justicia. Eastwood, el mismo que lanzó diatribas a Barack Obama en una convención republicana, pone la historia al servicio de esa idea. Por ese lado han pasado las principales críticas.

Ese detalle es importante pero, a pesar de que es inevitable descubrirle los hilos políticos también es la muy bien narrada odisea de un hombre víctima de intereses ajenos. O sea, un héroe.

Ficha
El caso de Richard Jewell * * * *
Título OriginalRichard Jewell
OrigenEstados Unidos, 2019
Estreno 2 de enero de 2020

Director: Clint Eastwood. Guion: Billy Ray, basado en un artículo de Vanity Fair de Marie Brenner. Fotografía: Yves Belanger. Editor: Joel Cox. Música: Arturo Sandoval. Con: Paul Walter Hauser, Sam Rockwell, Kathy Bates, Jon Hamm, Olivia Wilde, Nina Arianda, Ian Gomez, David Shae. Duración: 131 minutos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados