lista

Algunas cosas sobre "2001, Odisea del Espacio" a 50 años de su estreno mundial

Uno de los clásicos del cine cumple medio siglo, y aquí van algunos detalles de una obra inmortal

2001: Odisea del Espacio
2001: Odisea del Espacio, un clásico de cumpleaños

Aunque en Uruguay se estrenó recién más de un año después, el 16 de julio de 1969, el mundo celebra hoy los 50 años del estreno mundial de 2001, odisea del espacio, la obra maestra de Stanley Kubrick, una película que marcó a sus contemporáneos y revolucionó el género de la ciencia ficción. Sus preciosismos visuales e incluso sus trascendencias filosóficas, aún se hacen notar, medio siglo después y en otro mundo.

En una década en la que el mundo evidenció su ansiedad por encontrar respuestas del cielo para afuera, Kubrick creó una sinfonía estelar que termina, como casi todo en esta vida, en la existencia de un individuo que se ve morir y renacer como parte del universo. La odisea había empezado con unos primates, un monolito y un montaje que resume un montón de milenios en la distancia entre un hueso y una nave espacial (y también una lapicera flotando ingrávida). En el medio, el guión de Arthur C. Clarke alerta sobre los peligros de confiarnos demasiado en las máquinas, personificadas en uno de los peores villanos del cine, la computadora Hal 9000. También, claro, habla de vida extraterrestre, el tema que más obsesionaba a Kubrick en ese momento

Para aquellos que la vieron, o los que la deberían ver, aquí hay algunos detalles no muy conocidos sobre una película muy conocida.

1. No es la adaptación de una novela de Arthur C. Clarke

Clarke y Kubrick
Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke, unidos por las estrellas

La presencia de un escritor de perfil tan alto como el británico Arthur C. Clarke, uno de los grandes maestros de la ciencia ficción, ha hecho pensar que hay una novela que precede a la película. Pero no es así: en todo caso el libreto y el libro se fueron escribiendo simultáneamente, por lo que no son necesariamente iguales. Así que es un guión original de Clarke y Kubrick. Hay sí, un cuento del británico, "El centinela", que se expandió para la película. Clarke lo adaptó a una novela que inició una saga de cuatro.

2. Hubo una secuela que no es ni cerca tan prestigiosa

2010, el año que hicimos contacto
Vea el trailer, en inglés sin subtítulos, de 2010: el año que hicimos contacto

Dieciseis años después de la original y basada en la segunda novela de la saga de Clarke, se realizó una secuela. La dirige el impersonal Peter Hyams (Time Cop) y es una de las razones detrás de la máxima "segundas partes nunca son buenas".  Interpretada por Roy Scheider, John Lithgow y Helen Mirren, la acción transcurre nueve años después de la original y cuenta el regreso a Júpiter, tras la fallida misión del Voyager de la primera. Desde siempre han habido rumores de adaptaciones cinematográficas de las otras dos partes de la saga (2061: Odisea 3 y 2061: Odisea 4), pero hasta ahora no se han concretado.

3. A pesar de su estatura de clásico, sólo ganó un Oscar

Oscar para 2001, Odisea del Espacio
Diahann Carroll y Burt Lancaster presentaron el premio a 2001. Vea el video.

La película tuvo cuatro nominaciones al Oscar de 1968: efectos especiales, guión original, director y dirección artística. Solo ganó el de efectos especiales, un rubro que Kubrick se adjudicó exclusivamente para él.

Kubrick, quien desde entonces estuvo radicado en Inglaterra, no fue a esperar el premio que fue recibido en su nombre por los presentadores Diahann Carroll y Burt Lancaster. En 2014, el creador de efectos especiales Douglas Trumbull, aseguró a The Guardian que el Oscar para Kubrick era injusto, porque sólo había dirigido los efectos especiales pero no los había creado. Trumbull figura en los créditos de 2001, odisea del espacio como supervisor de efectos especiales fotográficos, y se suele destacar su papel en la escena de los primates y en la construcción del espacio.

4. La versión original era un poco más larga

Premiere de 2001, Odisea del Espacio
Premiere de 2001, odisea del espacio en el Loews de Nueva York

La película se preestrenó el 2 de abril de 1968 en Washington DC y en los dos días siguientes llegó a Nueva York y Los Ángeles. Después de eso y antes de su estreno mundial, Kubrick decidió sacarle 19 minutos, dejándolo en dos horas y media. Existía una versión anterior que incluía un prólogo en blanco y negro donde científicos discutían la existencia de vida extraterrestre, y que la Metro no le gustó nada.

5. Los simios eran en realidad mimos

2001: Odisea del Espacio
La escena que inicia la película y que es un clásico por sí misma

El primate que mira la luna es el actor Dan Richter, quien hizo un estudio del comportamiento de los simios para componer sus personajes. A Kubrick le preocupaba el realismo que necesitaba para la primera escena de la película. Richter, que era mimo, lideró un equipo de 20 colegas que, la verdad, hizo creer a muchos que eran en realidad monos entrenados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)