Análisis

Conozca las principales nominadas y cuáles son sus chances de ganar un Oscar esta noche

Hoy a las 22.00 se entregan los premios de la Academia de Hollywood y no está nada dicho

Se realizó el tradicional almuerzo de nominados al Oscar
Un premio que siempre tiene polémica y buenas películas

Aunque, cierto, quizás no sea el mejor año del cine industrial a juzgar por los nominados, esta ceremonia del Oscar —que va hoy a las 22.00 y en Uruguay transmiten en directo La Tele y TNT— tiene ribetes artísticos e industriales particulares. Y muchos se resumen en Roma, la película de Alfonso Cuarón que llega con 10 nominaciones y cierta unanimidad sobre sus virtudes.

Es que Roma sintetiza el momento que está viviendo el cine. Representa, por decir algo, la consolidación de Netflix como un jugador fuerte en la industria y puede ser la primera película no hablada en inglés en volverse la mejor del año. La plataforma de streaming gastó más de 20 millones de dólares en promocionarla entre los votantes de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, la institución que, desde 1929, entrega los Oscar.

Roma es la historia filmada en blanco y negro y hablada en español y mixteco de la infancia de Cuarón centrada en la figura de Cleo, niñera, empleada doméstica y cariñosa madre sustituta. Es, por lejos, la más lograda de todas las aspirantes a los premios. Sus mayores posibilidades llevarse Oscar son como película extranjera, dirección, quizás fotografía.

Pero a mejor película tiene una competencia seria en Green Book: una amistad sin fronteras que aumentó sus chances tras ganar el premio mayor del Sindicato de Productores. Dirigida por Peter Farrelly (el de Tonto y retonto, entre otras comedias, y que no está nominado) es la historia de la convivencia entre un músico negro (Marheshala Ali, favorito a mejor actor secundario) y un chofer italoamericano (Viggo Mortensen) en el hostil Sur estadounidense de la década de 1960. Ha sido acusada, y con razón, de simplista y su puesta es tradicional y poco llamativa, pero también representa un tipo de cine que tiene adeptos entres los votantes.

Aunque no hay directoras entre los nominados, la inclusión de Pantera negra (que tiene siete nominaciones) y El infiltrado en el KKKlan (que llega con seis) entre las aspirantes a mejor película habla de un camino recorrido hacia una mayor representatividad.

Dato

¿Qué es la Academia?

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se fundó en 1927 a instancias de Louis B. Mayer, uno de los hombres más poderosos de la industria del cine. Su misión era promover, alentar, educar y destacar los méritos artísticos del cine. Estaba integrada por cinco ramas directores, escritores, técnicos y productores aunque actualmente son 17 rubros cada uno con tres representantes en el Consejo de Gobernadores, el órgano que dirige la Academia. La idea de Mayer era, además, reunir a todos bajo un mismo paraguas y así evitar las crónicas huelgas que la industria vivió en la década de 1920. Ese objetivo nunca se cumplió: la década de 1930 estuvo repleta de medidas sindicales.

Pantera negra es la primera película de Marvel —el omnipresente rey de este momento del cine— en llegar así de alto. Es sobre un superhéroe negro, en una fábula afrofuturista cuyos méritos son más culturales que cinematográficos.

Mayores logros tiene El infiltrado en el KKKlan, una comedia sobre las desigualdades raciales en Estados Unidos con dardos precisos contra la política y la industria del cine. Es la película más inspirada en tiempo de Spike Lee, quien por primera vez, está nominado como mejor director; seguro que no gana nada. Presenta un panorama sobre el tema totalmente opuesto al de Green Book y que termina con alusiones directas a Donald Trump.

Dato

¿Quiénes y cómo votan?

Los Oscar son elegidos por 8.000 miembros de la Academia, una asociación que reúne a una parte de los responsables del cine estadounidense. En los últimos años han ido adaptando su membresía a las exigencias de una mayor representación de género y racial, lo que puede quedar reflejado en los impredecibles resultados de este año. El proceso de selección se inicia con cada una de las ramas que integran la Academia eligiendo en sus rubros y generando una lista de nominados que ahí sí son votados por todos los socios. La elección de mejor película es algo así como la ley de lemas: un complejo método que puede llevar a que gane la menos pensada.

La otra película política es El vicepresidente que llega con ocho nominaciones y firmes posibilidades para el guion original del director Adam McKay, su protagonista Christian Bale y Amy Adams, como mejor actriz secundaria.

La favorita, del griego Yorgos Lanthimos tiene 10 nominaciones, lo que es un montón para una comedia británica de época llena de anacronismos y otros datos ominosos que para algunos han resultado incómodos. Parece tener asegurado el premio a mejor actriz para Olivia Colman que tiene una rival fuerte en Glenn Close (por La esposa) quien va por su séptima nominación sin nunca haberse llevado un premio a casa.

Otras categorías tienen un interés particular que van por fuera de las grandes nominadas. Es un gran año, por ejemplo para la animación donde compiten películas tan interesantes como Spider-Man: Un nuevo universo; Los increíbles 2; Isla de perros; WiFi Ralph y la japonesa Mirai. O para mejor película extranjera donde todo indica gana Roma pero también están la japonesa Somos una familia; la polaca Cold War, la alemana Never Look Away y la libanesa Cafarnaum.

Cada uno tiene sus favoritas (Roma, El infiltrado en el KKKlan, El vicepresidente, para quien esto firma) y es eso, quizás, lo que mantiene el interés por un premio un poco anticuado, sí, un poco injusto, sí, pero que celebra el cine. Y eso siempre va a estar bueno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)