Crítica

Una comedia negra en una fiesta complicada

Se estrenó The Party, una notable película de la británica Sally Potter

The Party
Spall, Murphy, Mortimer y Clarkson, una amistad en riesgo de terminarse en una cena

Todo está pronto para la fiesta. Janet (Kristin Scott Thomas), una política británica y su melómano y taciturno esposo, Bill (Timothy Spall), son los anfitriones de una cena para celebrar que a Janet la acaban de nombrar ministra de Salud. Los invitados empiezan a llegar: April (Patricia Clarkson), la mejor amiga de la anfitriona y su esposo Gottfried (Bruno Ganz), un alemán aromoterapeuta; una pareja de lesbianas (Cherry Jones y Emilia Mortimer) que anuncian que están esperando trillizos, y Tom (Cillian Murphy), un financista que está como loco, tiene un revólver y se encierra en el baño a inhalar cocaína. Todos esperan, como a Godot, a Marianne, la esposa de Tom, que está retrasada.

Hay demasiados secretos en la vuelta como para que todo no se desmadre. Nadie es, necesariamente, lo que parece y la cena se vuelve una fiesta de disfraces sociales.

Con ese material muy teatral, la directora Sally Potter (que en la década de 1990 firmó una adaptación de Virginia Woolf, Orlando, y un viaje personal a Buenos Aires en La lección de tango) hace de The Party una pieza de cámara, en blanco y negro y pantalla ancha y que transita un fino terreno donde se cruza la comedia y el drama. Lo hace con una fotografía (del ruso Aleksei Rodionov, el de la notable Ven y mira de Klimov), un guion (de la propia Potter) y unos actores, todos rubros que están a la altura de la exigencia.

Y transita, en una opción bastante riesgosa, el difícil camino de la comedia negra con una sutileza que pueda incomodar al espectador cuando se ríe en la situación equivocada. Los momentos de tensión -que una vez que se abre la caja de pandora de los secretos no paran de aparecer- tienen siempre un alivio cómico, principalmente aportado por el sarcasmo y la inocencia de los personajes de Clarkson y Ganz. La propia Potter había avisado que su idea era hacer una comedia.

La disposición teatral está hablando de otras cosas: por ejemplo, de un encierro que es de clase y del que no se puede salir (una versión realista de El ángel exterminador de Buñuel). Es un clase política (el subtitulado se pierde la sutileza de que The Party refiere no solo a una fiesta sino también a un partido político) progresista que se encuentra con que la realidad va más allá de preconceptos ideológicos. “Solía creer en la verdad y en la reconciliación”, dice Janet enfrentando la desilusión de que nada es tan esquemático.

Es gratificante ver una película así de poderosa. Y ver como una directora como Potter pueda entregar una obra que parece chiquita pero que va creciendo a medida que los personajes desnuda su verdadera esencia. Todo se puede complicar siempre más, y cuando nos damos cuenta de eso, ya todo ha pasado y nada va a volver a ser como antes.

Ficha
The Party * * * *
OrigenGran Bretaña, 2017
DirigeSally Potter
Estreno1° de noviembre, 2018

 Dirección y guion: Sally Potter. Fotografía: Aleksei Rodionov. Edición: Emilie Orsini y Anders Refn. Diseño de producción: Carlos Conti. Con: Kristin Scott Thomas, Timothy Spall, Patricia Clarkson, Cillian Murphy, Emily Mortimer, Bruno Ganz, Cherry Jones. Duración: 71 minutos. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)