Análisis

Clasicismo y mujeres fuertes, las dos tendencias de las nominaciones

La forma del agua, la más nominada, combina los dos mundos más mencionados en los Oscar

la forma del agua
La forma del agua,  salió en punta hacia los Oscar

Las 13 nominaciones para La forma del agua, la película de Guillermo del Toro, están más que justificadas. La historia de una mujer sordomuda que entabla un vínculo con la criatura de la Laguna Negra tiene todos los ingredientes necesarios para cotizar como gran película: Del Toro recuperando la fantasía visual de películas como El laberinto del fauno; un romance imposible; Sally Hawkins; un despliegue de producción bien notorio; a pesar de todas sus incomodidades, un tono clásico de narración y un aire de reivindicación de la mujer. Después de los premios a sus compatriotas y cogeneracionales Alejandro González Iñarritu y Alfonso Cuarón, a Del Toro le llegó su momento. Está nominada a mejor película, mejor director y mejor guion original, entre otros rubros.

El mismo tono clásico —aunque con subversiones, como obviar el orden cronólogico—, tiene Dunkerque, la segunda en cantidad de nominaciones con ocho: incluyendo mejor película y director (Christopher Nolan) y varios de los rubros técnicos, un área en que es sobresaliente. Es una película de guerra que, junto con la comedia musical y el western, es uno de los géneros propios del cine clásico estadounidense.

Las horas más oscuras, la película en la que Gary Oldman (nominado) hace el papel de su vida como Winston Churchill, es también cine clásico lleno de preciosismos visuales y una actuación de esas que se hacen inmortales; todo eso le aportó seis nominaciones. La misma cantidad fue para El hilo fantasma, otro relato clásico dirigido por Paul Thomas Anderson (bien nominado) que pretende un Oscar para Daniel Day-Lewis, en el que, dice, es su último papel en las películas. Las dos abrevan de la larga tradición del cine de calidad británico y estadounidense.

Así, si el año pasado estuvo marcado por el tono independiente de películas como Luz de luna, Manchester junto al mar e incluso la modernización de un género tradicional como el musical, este año, las mayores ambiciones parecen ir por el lado de lo más tradicional.

Más "independiente" de factura es 3 anuncios por un crimen, otra de las grandes favoritas que se hizo de siete nominaciones, lo que probablemente se deba a que, con su aire naturalista, no es precisamente una película con aspiraciones a los premios técnicos que son los que suman. Se llevó nominaciones en terrenos más previsibles como mejor película (realmente está muy bien), director (Martin McDonagh) y actriz para Frances McDormand que, entre otras, deberá competir con Meryl Streep, a quien su papel en The Post le dio su vigesimoprimera nominación. Tanto el papel de McDormand (una madre que busca justicia por su hija asesinada) como el de Streep (la editora de Washington Post en tiempos complicados) son de mujeres fuertes y decididas

Y en un año marcado por los reclamos de las mujeres de equidad y respeto, Greta Gerwig se llevó el premio a mejor directora por la estupenda Lady Bird, un canto a la adolescencia femenina que bien se merece su nominación como mejor película. Gerwig es la primera directora nominada desde que Kathryn Bigelow ganó el Oscar en esa categoría en 2009 por Vivir al límite.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)