Werner Herzog

"Hago más cine ahora que antes"

Seguramente sea uno de los directores más personales, capaz de pasar del documental a la película de Hollywood, o a una historia personal filmada en Europa. Lo viene haciendo desde sus primeros cortometrajes en 1962 y en películas como La balada de Bruno S, Aguirre, la ira de Dios, Grizzly Man y Maldito Policía: Puerto de Nueva Orleáns.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Las películas tienen tanta vida que rechazan la idea de categorías"

FERNANDO VIVAS - 

Ahora acaba de filmar en Bolivia Salt and Fire con Gael García Bernal y espera el estreno de Queen of the Desert con Nicole Kidman. A los 72 años Herzog no para de trabajar.

Me advierten que no le gustan las entrevistas de "crítico de cine". Todo lo que tenía que decir sobre las constantes y vertientes de su enorme obra (68 películas, entre ficciones y documentales), ya lo dijo, para que no lo fastidien, a Paul Cronin en las 600 páginas deWerner Herzog. A Guide for the Perplexed (Faber & Faber, 2015). De modo que me concentraré en anécdotas de lo que rodó en el Perú y le diré que Aguirre, la ira de Dios, es, para mí, la mejor película hecha en mi país. Y, con suerte, le pediré rasgar la verdad de alguno de sus documentales de seres extremos y, con frecuencia, felices. Me presento en inglés, pero insiste en que hablemos en pausado español.

—¿Aún piensa que el cine es más "athletics" que "aestetics"?

—Hasta cierto punto. Existe un lado físico para mí, pero no quiero que nos perdamos en estas profundidades.

—Seguirá haciendo cine hasta que el cuerpo aguante.

—Sí, y estoy haciendo cine más que antes. Terminé Queen of the Desert con Nicole Kidman en Navidad del año pasado, y he hecho Salt and Fire en el salar de Uyuni en Bolivia, con Veronica Ferres, una estrella alemana, y Gael García Bernal en un papel más pequeño. Y estoy empezando Into the Inferno, una película sobre volcanes.

—Aguirre y Fitzcarraldo son locos extremos. La definición que recoge Paul Cronin, holy fool, ¿le acomoda?

—Mmm, mejor no nos perdamos en definiciones y categorización de caracteres. Las películas tienen tanta vida que rechazan la idea de categorías. Santos, tontos, eso no es todo.

—En La conquista de lo inútil (diario de Fitzcarraldo) cuenta que Mick Jagger hizo de chofer, llevando gente a locaciones en Iquitos, y que pasó con él un depresivo día en El Silencio.

—Viniendo de la selva, la vida en las playas era una decepción, era algo extraño.

—En 1999 regresó a Perú e hizo Wings of Hope y Mi enemigo íntimo sobre Klaus Kinski.

—Y luego regresé para hacer una pequeña parte de mi largometraje My son, my son, what have ye done (2009) en Perú. Mi enemigo íntimo está contado con humor y con calor, porque después de años de la muerte de Kinski las perspectivas cambiaron y ahora es una película de amistad.

—Hay otro tema que conjura en esa película. El documental de Les Blank Burden of Dreams es conflictivo para usted porque lo pinta obsesionado. Pero en Mi enemigo íntimo usa muchas imágenes de él, así que no solo se amista con Kinski, sino con Blank.

—Burden of Dreams es hasta cierto punto problemática para mí, pero es bueno que haya perspectivas distintas y es una buena película; "Its ok for me".

—¿Le parece una ironía que algunos digan que es tan buena como Fitzcarraldo?

—O quizás mejor (ríe). Son diferentes aspectos, es muy difícil hacer una comparación. Pero la película de Les Blank es de profundidad, introspección, tiene mucha vida. Y también existe La conquista de lo inútil (señala un ejemplar que he puesto sobre la mesa), una tercera versión de todas estas cosas. Mi predicción es que este libro va a sobrevivir a Fitzcarraldo y a Burden of Dreams, tiene la sustancia, condensa todo.

—Consiguió un documento falsificado que le abrió varias puertas para el rodaje de Fitzcarraldo.

—A veces es necesario cuando la burocracia es demasiado lenta. La burocracia es la enemiga natural de la fantasía.

—Le ha puesto voz a un personaje secundario en Los Simpson, Walter Hotenhoffer.

—(Ríe). Sí, es mi apoteosis en la cultura popular. Y también fui un villano en Jack Reacher con Tom Cruise. Fui "really frightening". Me pagaron muy bien para aterrorizar.

—Estados Unidos, donde reside, ¿es un país bizarro?

—Vivo en Estados Unidos por amor. Encontré a mi esposa (Lena) allí. Ella viene de Siberia. Llevo 20 años casado y soy un hombre muy feliz; "I am a lucky man".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)