Cine uruguayo

El cine uruguayo se pone apocalíptico

Con "Ojos grises", el director Santiago Ventura llevará acción y aventuras a la pantalla grande

La actriz Cecilia Milano como Ana en "Ojos grises".
La actriz Cecilia Milano como Ana en "Ojos grises". Foto: Dodecá Producciones

Flechas, explosiones y drogas psicotrópicas. Para Ojos grises, su segunda película como director, el realizador uruguayo Santiago Ventura se quitó las ganas de hacer algo nada común dentro del cine nacional: una gran producción postapocalíptica.

La apuesta parece estar dando resultados. El largometraje no solo fue premiado a fines de 2017 en Ventana Sur -un evento argentino dirigido a la industria audiovisual-, sino que fue seleccionado para participar en el Festival Internacional de Cine de Cannes, el certamen cinematográfico con mayor prestigio global.

Ojos grises se verá en el complejo Olympia del Marché Du Film, un encuentro del festival francés entre directores, productores, distribuidores e inversores. Ventura irá al certamen, cuyo inicio será el próximo 8 de mayo, junto a su película, que actualmente está proceso de posproducción. El estreno en cines uruguayos y argentinos está previsto para los últimos meses del año.

La protagonista de Ojos grises es una niña con la capacidad de ver en colores. Vive en un mundo distópico en el que las personas solo pueden ver en blanco y negro, y acceden a una droga sintética y adictiva que revierte, por unos instantes, esa situación. Debido a su capacidad, la vida de la joven -interpretada por Cecilia Milano- corre peligro.

Un avance promocional de la película, aún no disponible al público, sorprende por su apuesta audiovisual. Paisajes montañosos, escenas de peleas, persecuciones y hasta un pavo real ominoso son parte del adelanto narrado por el actor Roberto Suárez. El video aleja completamente a Ojos grises del cine uruguayo más costumbrista.

La estética y el diseño de producción fue clave para que la película genere un interés fuera de Uruguay, explicó Ventura en conversación con El País. “Nosotros filmamos con una cámara de 5.000 dólares simulando ser una de 70.000”, reveló con orgullo. La dirección de fotografía fue realizada por Javier Ventura, hermano del director, quien también lo acompañará durante la exhibición en Cannes.

Ventura espera que su pasaje por el certamen francés genere una mayor notoriedad para la película a nivel internacional. Señaló que Disney y Netflix se mostraron interesados en el proyecto, una producción hecha entre Chester Films y Dodecá Producciones.

“Quería hacer una película que haya que ver en el cine”, comentó el director. El guion fue escrito por Ventura junto al periodista Gonzalo Palermo. Para el realizador, la propuesta distópica de la historia -cuyo género ha tenido sus facetas más populares en películas como Los juegos del hambre-, es una forma de hablar del mundo sin hablar directamente de él.

“Hay más amplitud a un cine menos minimalista”, expresó el realizador a la hora de hablar de un cine uruguayo más abierto a explorar nuevos horizontes. Con dos películas en su haber (en 2014 dirigió el drama Tan frágil como un segundo), Ventura ya planea su tercera producción.
Aún no se decide si será una comedia u explorará otro género. Por lo pronto, tiene un viaje a la costa del sur de Francia en el que pensar primero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)