CINE

Un cine a dúo pintado por el color, el baile y la imaginación

En Cine Arte del Sodre se repasan las películas de Powell y Pressburger.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Zapatillas rojas. Foto: Archivo El País

Las películas que Michael Powell y Emeric Pressburger filmaron en las décadas de 1940 y 1950 son el reflejo de otra época. Los temas, las fuentes a las que recurrían, la manera en cómo hacían y presentaban su cine, son vestigios de una era totalmente distinta a la que nos tocó en suerte vivir. Y sin embargo, vistas desde este ahora, siguen siendo obras maestras absolutas. Hoy nadie, más allá de los enterados, parece recordarlos. Y eso es una injusticia.

Un ciclo de Cine Arte del Sodre en el Auditorio Nelly Goitiño, repasa todos los lunes de abril (y uno de mayo), la carrera de estos dos cineastas. La muestra comenzó el lunes pasado con la maravillosa Narciso negro y Escalera al cielo. Y continúa hoy con una doble función (a las 18:00 y a las 20:30 con entradas a $ 70) de uno de sus grandes clásicos, Las zapatillas rojas.

El británico Powell empezó en el negocio del cine en 1925 y fue a fines de la década de 1930 que se cruzó con Pressburger, un húngaro que había hecho algunas cosas en Berlín y que se radicó en Londres cuando llegó el nacionalsocialismo a Alemania. Desde entonces trabajarían juntos (en una asociación que atendía como The Archers) en 19 películas durante 17 años. Muchas de ellas son consideradas de las más importantes de la historia del cine mundial.

Una de ellas es la que va hoy en Cine Arte, Las zapatillas rojas, que junto con Narciso negro (un melodrama sobre una monja y un pionero en las alturas del Nepal) están entre lo más clásico de su filmografía.

Se trata de la historia de una bailarina (Moira Shearer) en ascenso, y su vínculo con un empresario (Anton Walbrook) tirando a tiránico y ganado por los celos tras la aparición de un joven compositor (Marius Goring). Todo eso unido por las coreografías de una puesta en escena de la fábula de Anderson, Las zapatillas rojas, que trataba de lo mismo.

El uso del color y la presentación de las coreografías son un ejemplo de la imaginación que Powell y Pressburger imprimían a su cine. Sus películas son una reflexión, además, sobre el alcance del cine como arte y como fenómeno personal y social. Su influencia se ve en algunos de sus principales admiradores, Martin Scorsese por ejemplo.

El ciclo continúa con Los cuentos de Hoffman y Luna de miel (el lunes 25), y La batalla del Río de la Plata y El fotógrafo del pánico, el 2 de mayo. Es una buena manera de descubrir a dos de los grandes directores olvidados de la historia del cine. No es poca cosa.

Los cuentos de Hoffman

Lunes 26 Abril

Es al cine de ópera, lo que Las zapatillas rojas al ballet filmado. Una película impactante sobre el reconocido libreto de Jacques Offenbach. La manera en que está presentada y el uso del color siguen siendo inigualables.

la Batalla del Río de la Plata

Lunes 2 de mayo

Powell y Pressburger reconstruyeron el hundimiento del Graf Spee en la costa de una Montevideo de cartón. Es una gran película bélica con una reconstrucción bastante fiel de un evento que acá se conoce bien.

El fotógrafo del pánico

Lunes 2 de mayo

Cuando su estreno (en 1962) fue vapuleada por la crítica pero con el tiempo ganó estatura de culto. Es un proyecto exclusivo de Powell sobre fotógrafo que busca fotografiar el rostro ante la muerte. Buen suspenso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados