Streaming

"Cinco sangres", la nueva película de Spike Lee se estrena este viernes directo en Netflix

El maestro estadounidense vuelve a hablar de las desigualdades raciales en Estados Unidos, ahora centrándose en  una historia de la guerra de Vietnam e incluye críticas a Donald Trump

Spike Lee
Spike Lee, a la izquierda, en el set en Tailandia con los protagonistas de “Cinco sangres”

Tristemente este parece el tiempo adecuado para una nueva película de Spike Lee, el director afroamericano que, desde la década de 1980, viene reflexionando sobre la despareja convivencia racial en Estados Unidos.

Lee —quien tendría que estar presidiendo el jurado de Cannes si el coronavirus no hubiera obligado a suspenderlo— estrena este viernes en Netflix, Cinco sangres, un drama de veteranos de la guerra de Vietnam en tiempos de Donald Trump.

La película sigue a cuatro ex soldados -interpretados por Delroy Lindo, Clarke Peters, Isiah Whitlock Jr. y Norm Lewis-que vuelven a Vietnam a por los restos de su líder de escuadrón, Stormin ‘Norman (Chadwick Boseman) y la promesa de un tesoro.

La historia rinde homenaje a El tesoro de la Sierra Madre (1948), El puente sobre el río Kwai (1957) y Apocalypse Now (1979) y el drama que se desarrolla entre los hombres y entre sus rivales vietnamitas actuales, es una parábola moderna sobre lo perdurable de la guerra y las falsas promesas del individualismo estadounidense.

Con Cinco sangres (el título original es Da 5 Bloods), Lee vio la oportunidad de explorar un lado de la experiencia negra en Vietnam que no se había mostrado en el cine, a pesar de las muchas películas clásicas que se han hecho sobre ese conflicto. El guión original, titulado The Last Tour y escrito por Danny Bilson y Paul De Meo, trataba sobre soldados blancos pero Lee y su habitual guionista Kevin Willmott (ambos recibieron el Oscar por Infiltrado en el KKKlan) comenzaron a reescribirlo en 2017, luego de que el director original Oliver Stone, saliera del proyecto.

Ambos estaban particularmente interesados en la psicología de los soldados negros que lucharon en el extranjero por libertades que se les negaban en casa, un tema que Lee exploró en su película sobre la Segunda Guerra Mundial, Miracle at St. Anna (2008).

“Todo lo que tenían era el uno al otro, y de eso surgió una verdadera unidad y hermandad”, dijo Willmott a The New York Times.

Lee, nacido en 1957 en Atlanta, y el mayor de seis hermanos, creció viendo noticias sobre la guerra de Vietnam en televisión. Sus recuerdos más imborrables son de sus héroes denunciando el conflicto, incluidos el reverendo Martin Luther King Jr. y Muhammad Ali, a quien le quitaron su título mundial de boxeo por negarse a ser reclutado.

La película incorpora imágenes documentales de ambos. Un montaje de apertura también presenta clips de Angela Davis, Malcolm X y Kwame Ture, cuyo movimiento de poder negro a fines de la década de 1960 coincidió con los años más álgidos de la guerra.

El desenfoque de dónde termina la historia y comienza la historia es típico de Lee. Infiltrado en el KKKlan terminaba con imágenes de la violencia racista en Charlottesville, Virginia, en 2017, convirtiendo el horror ficticio en uno real. Lee utilizó una técnica similar en la apertura de su épica de 1992, Malcolm X, donde superpuso la voz de un incendiario Denzel Washington, como X, con un video de la golpiza policial de Rodney King.

En Cinco sangres agregó otro dato coyuntural: el presidente Trump, un viejo enemigo de Lee. Un personaje central, Paul -interpretado Lindo, viejo compinche de Lee- es un defensor declarado de Trump y luce un gorro de “Make America Great Again”, el eslogan de campaña del presidente.

Aunque la defensa del presidente por parte de Paul puede sorprender, Lee ya retrató personajes negros complejos. “Mi madre me enseñó a una edad temprana que los negros no son un grupo monolítico”, dijo Lee. “Para hacer que la historia sea dramática, dije:” ¿Qué sería lo más extremo que podríamos hacer con un personaje?”.

Lee viene haciendo esta clase de cosas desde la década de 1980. Su Haz lo correcto de 1989 no solo es un clásico moderno sino una de los primeros ejemplos de un cine militante y reflexivo. Desde entonces está hablando de una grieta racial, sus causas y sus consecuencias. O sea no ha dejado de alertarnos de muchas cosas que ahora terminamos viendo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados