Lista

Cinco películas en streaming para ver a Arnold Schwarzenegger en acción

Este fin de semana se estrenan en Netflix, El vengador del futuro y Terminator 2, y son una buena excusa para repasar lo que hay del exgobernador de California en las plataformas on demand

Arnold Schwarzenegger
Arnold Schwarzenegger en "Total Recall"

Ese señor de toalla en la cabeza que acompaña esta nota, es, sí, Arnold Schwarzenegger en El vengador del futuro uno de sus clásicos de los 80 que se estrena mañana en Netflix. Es una excusa, además, para rescatar algunas películas de acción de este austríaco que llegó a gobernador de California y que se ha convertido, según una reciente nota del New York Times, en referente y asesor político.

Nadie lo hubiera pensado, ya no al verlo con ese turbante, si no cuando era un fisiculturista austríaco que apenas chapurreaba una palabra. Su vocabulario era ideal para hacer de robot y no es de extrañar que un personaje como un T800 de Terminator sea uno de sus grandes momentos.

Y con eso llegó a ser una de las grandes estrellas de la historia del cine, además de personalidad política.

El estreno mañana, domingo 16,  en Netflix de, precisamente, El vengador del futuro y Terminator 2: Judgement Day parece una excusa como cualquier otro para recomendar esas y otras películas de acción ya clásicas que hacen de Arnold Schwarzenegger una estrella mundial a pesar de ese inglés chapucero y un apellido así de intrincado.

El vengador del futuro  (1990)

Es un clásico lo que quedó certificado en la espantosa remake con Colin Farrell que se estrenó hará unos años. Lo mejor que tiene la versión con Schwarzenegger es, para empezar, el holandés Paul Verhoeven -quien venía de hacer Robocop e iba para Bajos instintos- quien es uno de los directores que mejor captó el espíritu de aquellos años. Pero también está la imaginación de Philip K. Dick, quien acá aporta el cuento corto que sigue las andanzas de Quaid, un obrero que, después de un procedimiento rutinario, se convierte en un mercenario que vuelve a Marte. Las escenas de acción son buenísimas y hay un humor que alivia incluso lo ridículo de aquellos excesos noventeros. (Desde mañana en Netflix)

Terminator 2: The Judgement day (1991)

El T800, el robot que interpreta Schwarzenegger que viene del futuro ya había sido presentado en Terminator (está en NSNow de Nuevo Siglo) pero acá, con más presupuesto, James Cameron hace lo que quiere. El robot con acento austríaco ahora viene para estar del lado de los buenos (o sea Sarah Connor y su hijo, nuestro futuro libertador) y enfrenta a un enemigo que es Robert Patrick y viene con unos efectos especiales que en su momento eran revolucionarios. Una de las grandes películas de acción de los últimos tiempos. (Desde mañana en Netflix)

El protector (1996)

Es medio tonta, cierto, pero, vamos, nadie está esperando Bergman en esta lista. Arnie es un detective del servicio de protección de testigos, que cuando empieza a dudar de la moral y de la fidelidad al cuerpo de sus compañeros debe dedicarse solo a un caso difícil. Que justo tiene la cara de la Miss Universo, Vanessa Williams. Dirige Chuck Russell (La máscara, Pesadilla en lo profundo de la noche) un artesano de aquellos tiempos y la película se deja llevar en una velada de pocas pretensiones y ganas de divertirse. (En Amazon Prime Video)

El sexto día (2000)

No es que esté muy buena pero es un plan divertido de matiné. El director Roger Spottiswoode (que supo ser serio) le pone toda la voluntad a un asunto cuyo mayor interés es ver a Schwarzenegger enfrentado a sí mismo, un recurso que Will Smith hizo con mucho menos gracia en la reciente Gemini. Es uno de los últimos clásicos menores de quien por entonces ya andaba pensando con la gobernación de California. Si anda con la exigencia baja y extraña las películas de su juventud, esta debe ser su elección. (En NSNow de Nuevo Siglo)

Plan de Escape (2013)

Es cierto que el último tramo de su carrera no ha sido la más artística del mundo pero en algunas películas recientes se lo vio con Sylvester Stallone, lo que parecía la fantasía de los viejos fanáticos de las películas de los 80. Se los vio juntos en la saga de Los indestructibles y en este invento de Clase B en la que hacen más o menos de lo que se espera de ellos. Es decir, poca exigencia argumental y excusas para agarrarse a las piñas. Transcurre en una cárcel de máxima seguridad en un lugar ignoto lo que hace aún más difícil esa idea de irse de ahí sin que nadie se de cuenta. Dirige Mikael Håfström, quien se supone sabe cómo hacer esta clase de cosas sin salirse del protocolo. (En Netflix)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados