Streaming

Cinco datos sobre la trilogía de "The Matrix" que se integró a la grilla de Netflix

Las tres películas, que también están para alquilar en NsNow de Nuevo Siglo protagonizadas por Keanu Reeves, sigue siendo un fenómeno cultural

Keanu Reeves como Neo en la película "Matrix". Foto: Difusión
Keanu Reeves como Neo en la película "Matrix". Foto: Difusión

Aunque hay consenso de que la primera es, lejos, la mejor, el ingreso de la trilogía de The Matrix a la grilla de Netflix (también está para alquilar en NSNow de Nuevo Siglo) es una buena oportunidad de ver en toda su dimensión las intenciones de sus creadores, las hermanas Wachowski.

Además, desde su estreno en 1999, se ha vuelto un fenómeno cultural y algunas de sus ideas parecen alimentar o estar en la base de algunas de las teorías conspirativas que andan en la vuelta. Transcurre en una humanidad esclavizada en la ilusión de una vida libre y ese dato ha sido explorado en trabajos académicos, libros de divulgación y hasta conversaciones de parroquianos.

Para estar un poco preparado si anda pensando en una maratón de Matrix y para esperar la anunciada cuarta parte, vayan aquí algunos datos que rodean la franquicia.

uno

¿Qué es The Matrix?

Básicamente es una trilogía de ciencia ficción y acción que consta de The Matrix (1999), Matrix recargado (2003) y Matrix revoluciones. La acción transcurre en un futuro distópico en el que la humanidad se ve reducida a una raza esclavizada a la que se le crea una realidad que impide que los humanos sean conscientes de lo que está pasando. Un grupo de rebeldes liderados por Morfeo (Laurence Fishburne) y Trinity (Carrie Anne Moss) convocan a Neo (Keanu Reeves), un empleado de IT, porque piensan que es el mesías que necista toda resistencia. El enemigo, una especie de Estado corporativo, tiene a su servicio un ejército de hombres de traje y gafas negras, del que se puede identificar plenamente a uno como el Agente Smith (Hugo Weaving), el villano de la trilogía.

Para cumplir con su misión Neo debe elegir entre una píldora azul, que lo mantendrá en la bendición esclavizada de la ignorancia, y una roja que abrirá sus ojos ante el desafío que le espera. Es un camino de ida.

A partir de ahí se sigue el avance de esas fuerzas revolucionarias en su intento por despertar al resto del mundo desde su refugio, Zion y, además apagar la matrix que mantiene el juego en funcionamiento. El enemigo se pone cada vez más poderoso.

dos

¿Quiénes las hicieron?

Creada por Lana y Lilly Wachowski, la saga apela a un despliegue visual importante que incluye el uso de cámara lentísima en algunas escenas de acción con referencias al cine de artes marciales y coregrafiadas por algunos de los mejores especialistas del cine asiático. Su influencia aún se hace notar en las películas de acción.

tres

¿Cómo fueron recibidas?

La primera parte ganó cuatro Oscar, todos en rubros técnicos y merecidos: edición, edición de efectos de sonido, efectos visuales y sonido. Las otras dos no tuvieron ninguna nominación, e incluso fueron nominadas en los simbólicos Premios Razzie a lo peor de su año.

La trilogía, igual, recaudó 1.600 millones de dólares, convirtiéndola en una de las más lucrativas de la historia.

Hay consenso crítico con respecto a los valores de la primera y sobre cómo fue decayendo el interés a medida que avanzaba la historia. La segunda, en realidad, no está tan mal, pero está muy lejos de los méritos de la primera, aún hoy una de las grandes películas de la década de 1990.

cuatro

¿De qué habla?

Aunque se estrenó en un mundo donde internet aún no había llegado a su plenitud y había cabinas de teléfonos públicos (aunque la película transcurre unos 200 años en el futuro), hay quienes encuentran algunos rasgos que están hablando del presente.

En todo caso recurre a la ancestral alegoría de Platón en la que los hombres en una caverna confunden las sombras como la realidad.

Esa base teórica tan amplia ha permitido que haya despertado la creatividad de filósofos y pensadores de las más variadas denominaciones. Así han llevado agua para sus molinos: teóricos de la conspiración, teólogos, nihilistas, cristianos y budistas. La lista de interesados es mucho más amplia y siempre tiene nuevos adeptos.

Imagen de la película "Matrix". Foto: Difusión
Imagen de la película "Matrix". Foto: Difusión

La única cita directa en la primer película es una edición de Simulacro y simulación de Jean Baudrillard, que habla precisamente de la sustitución de la realidad por una serie de reproducciones.

En los últimos años, además, ha crecido aupada en el universo de la película, una teoría del “universo simulado” que nos coloca a todos como parte de una suerte de malévolo video juego. Elon Musk, que algunos piensan que es Neo, cree en esa teoría.

Cinco

¿Vale la pena verlas?

Ya sea por ese presunto comentario sobre este hoy tan raro o por su despliegue visual, puede ser una buena idea. También por las escenas de acción, que fueron perdiendo frescura en las dos últimas pero son imponentes. En todo caso, si anda con poco tiempo, limítese a la primera, que sigue siendo un clásico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados