Cinemateca evoca al gran realizador de “Los compañeros”

Los cien años de Mario Monicelli

Se lleva a cabo en la Sala Dos de Cinemateca Uruguaya una retrospectiva del cineasta italiano Mario Monicelli, de cuyo nacimiento se cumplirán cien años el 16 de mayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Maestro: un grande de la comedia italiana: Mario Monicelli.

Monicelli fue uno de los más significativos representantes de la comedia italiana, aunque su registro abarcó ocasionalmente otros géneros. A lo largo de más de medio siglo, por las manos de Mario Monicelli pasaron los principales capo cómicos del cine itálico, desde Sordi a Gassman, desde Totó a Manfredi, con una vocación por el humor que no perdía de vista la realidad social, la complejidad humana y a veces el lado oscuro y dramático de sus personajes.

Es cierto que no todo el cine de Monicelli exhibió ese nivel (y a veces se lo vio descender a la mera rutina), y no todo fue comedia: Los compañeros (1962), que fue acaso su mejor película, es un drama histórico y social con alcances épicos.

La revisión de la obra de Monicelli comenzó ayer con una comedia menor (Mi amigo el ladrón, 1951) y prosigue hoy con Los desconocidos de siempre (1958), en la que hay humor pero también drama y más calidad. En días siguientes irán la mezcla de comedia, drama y épica de La gran guerra (1959, mañana), el drama sin vueltas de Los compañeros (1963, domingo 19), el humor "moderno" de Casanova 70 (1965, lunes 20), la picaresca medieval de La armada Brancaleone (1966, martes 21) y su inferior secuela Brancaleone en las cruzadas (1966, jueves 23), la comedia dramática Amigos míos (1973, viernes 24), el oscuro tono tragicómico de Un burgués pequeño, pequeño (1977, sábado 25), un par de episodios de Los nuevos monstruos (1977, domingo 25), y hasta su último trabajo, La rosa del desierto (2006), con el que se despidió del cine cuatro años antes de su muerte a los 94 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados