CINE

"La ciambra", historia de gitanos con una mano de Martin Scorsese

El director Jonás Carpignano habla de su película La Ciambra

Jonas Carpignano habla de su película, La Ciambra y de cómo fue trabajar con Martin Scorsese. Foto: Festival de Barcelona
Jonas Carpignano habla de su película, La Ciambra y de cómo fue trabajar con Martin Scorsese. Foto: D'A Film Festival Barcelona

Todo comenzó con querer retratar a la comunidad romaní pero el guión llegó a manos de Martin Scorsese quien se interesó en producirlo. Acto seguido La Ciambra debutó en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes y fue la representante italiana al Oscar. No pasó de la primera ronda pero Jonas Carpignano fue mucho más allá de lo que hubiese pensado.

“Que Scorsese lea tu guion y decida apoyarlo en su proyecto para directores emergentes ya es una emoción inmensa”, contó el realizador en exclusiva en su paso por el Festival de Cine de Karlovy Vary. “Además me dio consejos sobre el montaje recomendándome mantener el espíritu experimental de la historia”.

La Ciambra es su retrato a la comunidad gitana del título con el protagónico de un jovencito llamado Pío, de 14 años, en una historia que desdibuja las fronteras entre realidad y ficción y que se estrenó ayer en Uruguay.

—Al ver La Ciambra inevitable pensar en la legendaria tradición neorrealista de filmar historias reales con gente real.

—Tal como sucedió con el neorrealismo la película busca mostrar lo que está sucediendo en el presente y en qué momento de la historia estamos, pero la idea es mostrar los cambios en el tejido social en Italia ahora, lo demás no lo sé dímelo tú.

Imagen de la película "La ciambra"
Tráiler de la película "La Ciambra"

—En efecto la inmigración es un tema muy importante en el film y que se entremezcla con la familia tradicional de los antiguos trabajadores de Italia

—Esto es algo de lo que me doy cuenta en este momento y no es algo establecido anticipadamente porque considero que está en continuo movimiento. Asimismo tampoco puedo decirte que tengo la respuesta para declarar “la familia tradicional obrera es así”. Sólo espero que con lo que veo el público me ayude a reflexionar sobre esto de una manera eficaz y desde una realidad que muy probablemente desconoce.

En la comunidad gitana de La Ciambra subyace la idea de clan familiar y un concepto acerca de la ley tan vago como lejano, sobre todo para el pequeño Pio quien debe asumir el rol de jefe de familia al caer su hermano mayor en prisión. Un tránsito desde la niñez a la adultez sin escalas ni contemplaciones que convive con la delincuencia de manera cotidiana.

Seguramente varios de estos condimentos llamaron la atención de Scorsese al momento de decidirse a brindarle su apoyo a este segundo largometraje de Carpignano.

—¿Cómo fue la participación de Scorsese?

—Él estuvo siempre ahí pero puedo decirte que no tuvo que ver con el corte final de La Ciambra en el sentido de que leyó el guión, vio el primer corte y nos ayudó dentro de ese plan. También con un poco de dinero y con recomendaciones acerca del montaje. Se hizo sentir de una manera no invasiva pero constante. Como puedes imaginar al terminar la filmación tenía una marea de material y podía hacer un film de 10 horas, y en eso Scorsese fue fundamental al buscar una síntesis.

—¿Cómo conoció la realidad del sur de Italia que retrata en La Ciambra?

—Yo crecí un poco en Nueva York y un poco en Roma, hijo de una afroamericana y un italiano, y si bien nací en Nueva York crecí entre esas dos ciudades. Pero hace varios años que vivo en Gioia Tauro y estaba filmando un corto cuando desapareció el auto que usábamos con algunos equipos y nuestra ropa adentro. Cuando te roban algo en el sur de Italia vas a buscar a los gitanos, y esa calle, ese mundo real, es el que se ve en La Ciambra.

Carpignano, un director en pleno crecimiento

La Ciambra, que se está exhibiendo en Cinemateca Uruguaya estuvo nominada el año pasado en los Independent Spirit Awards y además ganó el premio Descubrimiento en el festival de Cannes de 2017. Es el segundo largometraje de Jonas Carpignano después de Meditarranea que en Uruguay se vio en Cine Universitario en abril de 2016 dentro del XXXIV Festival Internacional de Cine. También trataba el tema de la inmigración y violencia a partir de la historia de dos hombres que hacen el largo y peligroso camino desde Africa a Italia. Lo que es un intento por una vida mejor se transforma en una pesadilla donde los recién llegados encuentran hostilidad y el desamparo de la vida de los refugiados. Mediterranea ganó premios en festivales internacionales (El Cairo, Munich) y le dio un impulso a la carrera de Carpignano que hasta entonces era cortometrajista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)