ESTRENO

Chucky, el muñeco diabólico sin fecha de vencimiento: se estrena una nueva versión

Mark Hamill y Audrey Plaza están en este reboot de la película original, estrenada en 1988

Chucky, el muñeco diabólico, versión 2019. Foto: Difusión
Chucky, el muñeco diabólico, versión 2019. Foto: Difusión

Ahora que Annabelle parece ser la muñeca más atemorizante del cine, otro chiche de madera viene a reclamar su lugar: Chucky, también conocido como el muñeco diabólico. Hoy se estrena, precisamente, Chucky, el muñeco diabólico, en una nueva versión.

Aunque no parece haber crecido, o haberse tranquilizado, Chucky ya tiene 20 años. Fue creado por Don Macini en 1988 y la primera película se estrenó en Uruguay, según el sitio Cinestrenos, el 9 de diciembre de 1989. Allí se presentaron las razones por las que es así de malo: mediante un rito vudú, se le metió en el cuerpo la esencia de Charles Lee Ray (Brad Dourif), un asesino en serie.

El modelo de Chucky en las tiendas se llamaba irónicamente Good Boy, y justo el fallado de la colección va a dar a la casa. Entre niño y muñeco se crea una relación que mete miedo y está en el centro del interés que despertó la anécdota: cómo desconfiar de la inocencia de un niño y de su relación con su muñeco favorito.

La idea era tan buena, por lo visto, que dio para seis secuelas, entre las que hay una parte dos, una parte tres (está en Netflix), La novia de Chucky, Seed of Chucky, La maldición Chucky y Culto a Chucky (las dos están en NSNow de Nuevo Siglo). Todas fueron tremendas clase B y la mayoría en Uruguay solo se conocieron en VHS o por el cable. Era el destino de la tradición de villanos de terror de la década de 1980, un seleccionado en el que también juegan Michael Myers, Jason o Freddy Krueger.

Hasta ahora la más taquillera de la franquicia era La novia de Chucky, que dirigía Ronny Yu y tenía a Jennifer Tilly como el improbable interés romántico del muñecote. Quizás junto a la primera (dirigida por Tom Holland) sean las mejores —si el término aplica— de toda la saga. Y como es la moda ahora, incluso a Chucky le toca un reboot: la Chucky, el muñeco diabólico que se estrena hoy en Uruguay es un reboot de la original de 1988.

La historia es la misma aunque actualizada, claro, pero el muñeco esta vez tiene la voz de Mark Hammill (el mismísimo Luke Skywalker) y la madre es Aubrey Plaza, de antemano una elección inesperada. En el papel del niño está Gabriel Bateman, quien no tiene suerte con los juguetes: también estuvo en alguna Annabelle. Dirige Lars Klevberg.

Plaza es una figura salida de la comedia indie. Protagonizó la serie de culto Parks & Recreation (donde también estaban Amy Poehler, Nick Offerman, Chris Pratt, Aziz Ansari, Rashida Jones y Adam Scott; o sea, algunos de los grandes de la comedia actual), y en películas muy divertidas como Mike y Dave: Los buscanovias. Además, es una presencia habitual en los late shows americanos, donde aporta un papel de divertida, desenfadada aunque algo tímida: hay compilados en YouTube de sus apariciones en esos programas.

“Todo tiene sus desafíos, pero si se mira bien, la película es sobre una madre soltera que está tratando de hacer lo mejor que puede y le da a su hijo un muñeco que trata de matar a todo el mundo”, le dijo Plaza al sitio Vulture, tratando de explicar qué le atrajo de la película. “El desafío estaba alto, y está bueno bajar a tierra algo como eso. No es algo fácil. Cuando sos actor no pensás: ‘Bueno, es otra tonta película de terror’. No, hay que comprometerse. Tenés que creer lo que está pasando, lo que es un lío”.

Aubrey Plaza con Chucky, el muñeco diabólico. Foto: Difusión
Aubrey Plaza con Chucky, el muñeco diabólico. Foto: Difusión

El que más se la cree, seguro, es el propio Chucky, que sigue siendo un terrorífico compañero de juegos, incluso en tiempos como estos. Y como un buen juguete, por lo visto, nunca pasa de moda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)