ENTREVISTA

Chris Pratt cambia dinosaurios por aliens y estrena "La guerra del mañana" en Amazon

El actor de "Mundo Jurásico" y "Guardianes de la Galaxia" protagoniza la película que llega este viernes al streaming y debuta como productor

Chris Pratt en "La guerra del mañana". Foto: Difusión
Chris Pratt en "La guerra del mañana". Foto: Difusión

Chris Pratt dejó de enfrentarse con dinosaurios de Mundo Jurásico y luchar junto a superhéroes de Marvel para combatir alienígenas en La guerra del mañana, una superproducción que llamó la atención del actor por tratarse de una historia completamente original.

"A veces me escribe gente en redes sociales y dice: '¿por qué todo tiene que ser una secuela o basado en un cómic, por qué no podemos tener algo original?'. Y esta película tampoco se basa en una marca de juguetes o algo así, es completamente nueva", explicó Pratt en entrevista con Efe.

En La guerra del mañana, que se estrena en la plataforma de streaming Amazon Prime Video mañana, Pratt interpreta a un profesor de instituto llamado Dan que se alista en el Ejército para viajar al futuro, al año 2051, cuando la Tierra está siendo invadida por un grupo de alienígenas que la población no puede erradicar.

Dan se reunirá con su padre James (J.K. Simmons) y una científica militar (Yvonne Strahovski) con el objetivo de reescribir este fatal destino de la humanidad.

La película, que combina el género bélico con la ciencia ficción, era una de las grandes apuestas de los estudios Paramount. Pero tras varios atrasos por la pandemia, vendieron los derechos a Amazon por una cantidad estimada de 200 millones de dólares, unos números que en la actualidad solo manejan sagas como Rápidos y furiosos o Star Wars.

"Es una película con un gran presupuesto”, destacó Pratt. “Los filmes originales normalmente se hacen con menos presupuesto porque construir una audiencia lleva su tiempo y los estudios no se sienten cómodos con esas magnitudes".

El actor conoce bien el funcionamiento de Hollywood en los últimos años: es uno de los rostros principales de dos de las franquicias más rentables del cine, Jurassic World de Universal y el Universo Cinematográfico Marvel.

"Los estudios trabajan con un algoritmo que determina cuál será el mejor retorno de inversión, que está basado en el alcance. Puedes hacer una película basada en una marca conocida, que ya tienes automáticamente una audiencia", razonó el intérprete.

Por eso, decidió que la mejor ocasión para debutar como productor (además de protagonista) era cuando tuviera la posibilidad de presentar algo nuevo para el público, como hace en esta ocasión.

Esa novedad en el rol no fue lo único que convenció a Pratt para sumarse a una película que describe como un "espectáculo visual" con mucho "corazón y humor".

El actor, que ya demostró sus dotes para el humor en la serie Parks and Recreation (también disponible en Amazon Prime Video) se ha rodeado de un elenco curtido en la comedia y que incluye a Sam Richardson (Veep), Mary Lynn Rajskub (Mr Show's) y Mike Mitchell (The Birthay Boys).

El actor también incorporó elementos que contribuyeran a hacer más cercano el guion escrito por Zach Dean, como la relación del protagonista con su padre y su hija, el motivo principal por el que se embarca en la misión. Y a los aspectos cómicos y dramáticos se suma la acción.

Pratt y el director de La guerra del mañana, Chris McKay (Lego Batman: la película) rechazaron el uso del croma y decidieron rodar todo en localizaciones reales como plataformas petrolíferas o glaciares de Islandia, donde llegaron a instalar una grúa para poder grabar escenas de lucha. "Estamos orgullosos del resultado y queremos que la gente lo vea", indicó.

Tras el estreno de esta apuesta por la ciencia ficción, Pratt se prepara para un próximo año en el que volverá a las sagas multimillonarias con Jurassic World: Dominition y Thor: Love and Thunder, aunque está decidido a seguir sumando proyectos en su faceta de productor.

"He tenido la ventaja de ir avanzando poco a poco con una carrera de 20 años y al hacerlo he visto a mucha gente llegar a la cima y cómo les afectó, positivamente y negativamente" explicó.

"Por eso me propuse que cuando tuviera una posición alta, no dejaría que nadie tuviera mala actitud. Porque la basura cae por la colina: si el de arriba es un idiota hace que todos se traten así. Y es muy desagradable estar cinco o seis meses en una producción donde todos tienen una actitud miserable", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados