Entrevista

Chris Evans cuenta cómo sigue la vida tras dejar el escudo del Capitán América

El actor estrenó una película en Apple TV y en esta charla habla de su pasado como superhéroe, su carrera y el vínculo que quedó con los otros Avengers 

Chris Evans. Foto: AFP

El Capitán América ya se fue. Hoy en día, Chris Evans es, bueno, Chris Evans y la historia de origen que quiere contar es la suya. Durante su infancia, en los suburbios de Boston, como uno de cuatro hermanos, Evans participó en todas las típicas tradiciones familiares. Y hay una que recuerda con mucha claridad.

“Noche de películas”, dice Evans, que tiene 38 años. “Era todo un acontecimiento en mi casa. Me enamoraba ver cómo se desarrollaban vidas ajenas. Me enamoré del cine porque conectaba con tus sentimientos más profundos”.

—¿Qué película lo impactó más?

—Era muy pequeño cuando vimos Atrapado sin salida (1975). Me marcó profundamente y fue mi película favorita hasta la semana siguiente, cuando encontré una nueva película favorita.

Ahora mismo, Evans tiene la esperanza de que las audiencias puedan dar vuelta a la página con la misma facilidad, y dejen de asociarlo con el Capitán América, personaje que interpretó en ocho películas que culminaron con Avengers: Endgame (2019). Hasta ahora, parece estar logrando su cometido: la película de suspenso Entre navajas y secretos (2019) fue un éxito que recaudó más de 300 millones de dólares en la taquilla internacional, una cifra impresionante para un filme sin superhéroes.

Espera que ese éxito continúe con la miniserie de ocho episodios de Apple TV+ Defending Jacob, basada en el popular libro de William Landay de 2012. Se estrenó el 24 de abril y en el elenco están Michelle Dockery, Betty Gabriel, Cherry Jones, Pablo Schreiber y J. K. Simmons.

Es un paso modesto para una carrera que, sin duda alcanzó otro nivel con Capitán América: El primer vengador (2011), su primera aparición como Steve Rogers. Volvió a interpretar el papel en The Avengers: Los Vengadores (2012), Capitán América y el Soldado del Invierno (2014), Avengers: Era de Ultrón (2015), Capitán América: Civil War (2016), Spider-Man: el regreso a casa (2017), Avengers: Infinity War (2018) y finalmente Avengers: Endgame, que terminó con una escena en la que el Cap sale del vórtice temporal como un hombre anciano.

Hace 10 años, cuando le ofrecieron el escudo icónico, Evans no estaba seguro de que fuera una buena idea.

“Estaba nervioso de aceptar el papel de Capitán América”, admitió, “porque sabía que podía cambiar toda mi vida. Mi carrera iba a cambiar. La idea de poder salir nada más y pasar desapercibido cambiaría. Al principio dije que no, pero luego algo cambió. Pensé: ‘Quizá esto que te asusta es exactamente lo que deberías hacer’”.

Ocho películas después, en efecto, su vida está prácticamente irreconocible.

“Tienes un entendimiento poco claro de lo que podría ser el futuro de una película como esta”, dijo, “pero no piensas que podría abarcar la siguiente década de tu vida. En realidad, no sabes lo que va a pasar. Piensas: ‘Hasta donde sabemos, la primera película podría ser un fracaso, o podría ser un éxito rotundo’”.

“En retrospectiva”, concluyó Evans, “tomé la decisión correcta. Me habría arrepentido muchísimo de no haber aceptado este papel”.

Y ahora ya se acabó.

La despedida oficial de Evans y Steve Rogers no sucedió en el plató ni en la alfombra roja de una proyección, sino en una sala de cine cualquiera con un público común y corriente.

“La fui a ver después con un público normal”, dijo, “porque quería ver la reacción de la gente. Entré ahí sin ninguna pretensión, la vi con fanáticos, como un fanático. Fue emocionante”.

Los fanáticos todavía le hacen preguntas complejas sobre su escena final de Avengers, en la que el Capitán América regresa a su época para bailar con su verdadero amor… y luego vuelve al presente como un adulto mayor.

“Entiendo que siempre habrá dudas respecto a los viajes en el tiempo”, dijo Evans. “Lo que sí puedo decir es que Marvel no deja ningún cabo suelto. Cuando estábamos rodando y yo hacía una pregunta, siempre había una respuesta o alguien que me lo explicara”.

El actor ha dejado atrás el papel, pero no a sus compañeros vengadores.

“Nos volvimos una familia”, dijo, “así que fue muy difícil decir adiós”.

Ser el Capitán América fue un desafío para Evans, ya que, por lo general, se le considera un héroe muy correcto, de clase media, con una personalidad demasiado buena para ser cierta.

“Lo complicado sobre el Capitán América es que es un buen hombre”, dijo el actor. “Asumí eso, pero al mismo tiempo, tenía que encontrar maneras de hacerlo interesante. Siempre antepone las necesidades de los demás a las suyas. Al final, colaboré mucho con los cineastas a fin de tratar de preservar su esencia”.

“Hay muchos otros personajes en el universo de Marvel que usan sus palabras como una ventaja creativa”, concluyó Evans. “El Cap es un tipo mucho más sencillo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados