una saga de acción que regresa

El chileno más internacional sigue sumando personajes

Pedro Pascal actúa en Kingsman: el círculo dorado, que se estrena hoy

Pedro Pascal. Foto: Difusión
Pedro Pascal. Foto: Difusión

Nacido en Santiago de Chile hace 42 años, Pedro Pascal alcanzó el estatus de celebridad hace apenas tres años, cuando interpretó al príncipe Oberyn Martell en la serie Game of Thrones, y si bien su personaje no tuvo mucha suerte en ese juego de poderes, el público quedó encantado con el actor.

Pasó varios años como invitado de series (CSI; Law & Order: Criminal Intent y The Good Wife), hasta que fue seleccionado para la serie de HBO que lo catapultó no sólo a la serie de Netflix Narcos, sino también a otros proyectos importantes como Kingsman: el círculo dorado, que se estrena hoy en Uruguay.

Pedro Pascal en "Narcos"
Trailer de la tercera temporada de "Narcos" que protagoniza Pedro Pascal

En la continuación de la saga de espías ingleses que combina comedia con acción, Pascal interpreta a Whiskey, un “ultragringo” (así se definió), el prototipo de los Stateman, que son como los primos americanos de los elegantes y sofisticados espías británicos.

En una entrevista con la agencia EFE, Pascal dijo que llevar al límite a su personaje fue idea del director Mathew Vaughn, quien se enamoró del agente Peña en Narcos. “No le importó que fuera chileno; de hecho, explotó mi parte tejana”, comentó y así se puso el sombrero vaquero, las botas puntiagudas y su arma secreta, un lazo para atar toros. Todo un physique du rôle prototípico del tradicional vaquero americano que se ha visto en películas y publicidades hasta el cansancio.

Pedro Pascal en Kingsman: el círculo dorado
Trailer de la película de acción "Kingsman: El círculo dorado"


“En el rodaje no sabía dónde mirar con tanto mito”, contó al diario El Mundo de España. “Ver a esa gente funcionar así es algo único. Halle Berry tenía una paciencia increíble; Jeff Bridges andaba inventando cosas al instante con su bebida, con el cigarro... Era una masterclass en vivo”, dijo sobre el rodaje que fue intenso, con “muchas horas y con mucha improvisación”.

Pascal quedó impresionado también con Colin Firth, coprotagonista de la película. “Cuando la cámara te enfocaba totalmente a ti él se ponía lo más cerca posible de ella para que lo pudieras usar e interactuar con él. Era algo increíble”, recordó sobre la filmación de esta segunda entrega de la saga Kingsman. Pascal, cuyo primer apellido es Balmaceda (usa el materno por la facilidad de pronunciarlo en inglés, contó), se crió en Estados Unidos luego de que su familia, por sus ideas políticas, se exiliara de Chile, y si bien sus padres regresaron al sur a mediados de la década de 1990, Pascal se quedó, para comenzar su carrera en la actuación. “Empecé muy jovencito a estudiar arte dramático. Necesitaba algo que me sacara de la casa y me encantó el teatro. Se convirtió en mi identidad”, le contó a El Mundo.

Pedro Pascal en Kingsman. Foto: Difusión
Pedro Pascal en Kingsman. Foto: Difusión

Ser actor siempre fue una fantasía, y la fama nunca estuvo entre sus planes cuando era mesero en Nueva York y se apuntaba a cualquier obra de televisión. “Era feliz así, actuando; con que me diera para comer y pagar el alquiler, viviendo de mi trabajo. La idea de fama no era tan importante. Y de repente, la ironía me trajo al príncipe Oberyn Martell y mi vida cambió”, dijo a EFE Pascal sobre el rol que le marcó un antes y después.

Actor y ahora también la nueva imagen de un perfume de Loewe, Pascal tiene varios proyectos en desarrollo para el año próximo. The Equalizer 2 de Antoine Fuqua donde compartirá elenco con Denzel Washington, y también Triple Frontier de J.C. Chandor en la que trabajará junto a Charlie Hunnam y Mark Wahlberg, son dos títulos que ya se están filmando.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)