ENTREVISTA

Charla con Jon Favreau, el confidente de Tony Stark, que ahora está a cargo de un león

El actor y director es el responsable de la nueva versión de El rey León, que se estrena el jueves

Jon Favreau. Foto: EFE
Jon Favreau. Foto: EFE

¿Qué podría ser más grande que el Universo Cinematográfico de Marvel? Bueno, Jon Favreau pasó los últimos meses promocionando Spider-Man: Lejos de casa, su sexta película como “Happy” Hogan -el confidente de Tony Stark-, pero su mente estaba lejos de ahí. Durante los últimos tres años, mientras ha coprotagonizado épicas de la pantalla grande como Han Solo: una historia de Star Wars y Avengers: Endgame, Favreau trabajaba horas extra como director de la nueva versión El rey León.

Ahora, mientras Spider-Man: Lejos de casa domina las salas de cine, su trabajo finalmente está llegando a buen puerto: El rey León se estrena este jueves (también en salas uruguayas, hay preventa de entradas hace días) y es muy posible que una película de Favreau le arrebate el primer lugar en taquillas a otra película de Favreau. Cosas que pasan.

“Finalmente la terminé”, dijo el director de 52 años. “Visualmente hicimos algo que no se ha realizado antes, lo que es muy emocionante. Estamos hablando de material visual extraordinario, un reparto asombroso y aquella hermosa colección de canciones. No puedo esperar a que toda una nueva generación de fanáticos descubra El rey León”, aseguró.

Favreau no es un novato a la hora de volver a imaginar clásicos animados: dirigió El libro de la selva (2016), una nueva versión del clásico de 1967, que obtuvo 966 millones de dólares en la taquilla.

Pero El rey León es una historia diferente. Es la película animada dibujada a mano que más dinero ha recaudado en la historia del cine, y ganó premios Oscar por la banda sonora de Hans Zimmer y por la elegante balada “Can You Feel the Love Tonight”, escrita por Tim Rice y Elton John. Además, está la versión de Broadway, que se estrenó en 1997 y aún está en cartelera -el tercer espectáculo que más tiempo ha estado en cartel en la historia de Broadway-, y que ha generado más de mil millones de dólares.

La respuesta de Favreau a ese pasado histórico fue regresar al núcleo de la historia. “El corazón de El rey León es una historia sobre un hijo llamado Simba que trata de mantenerse al nivel del legado que dejó atrás su padre muerto, el rey Mufasa”, dijo. “Es el viaje de un héroe hacia la madurez”.

La nueva versión de "El Rey León"
La nueva versión de "El Rey León"

Favreau y el director de fotografía, Caleb Deschanel, utilizaron tecnología de punta para que este reino animal cobrara vida de una manera más realista, con la ayuda de Rob Legato, el supervisor de efectos especiales ganador del Oscar, cuyos créditos incluyen Titanic (1997), La invención de Hugo Cabret (2011) y El libro de la selva.

En resumen, El rey León utiliza tecnología de realidad virtual para crear locaciones, perfeccionar la iluminación y ajustar las emociones de cada personaje. La técnica de cinematografía se llama producción virtual, y tiene como propósito utilizar un plató de realidad virtual para crear una estética de acción viva. “Lo hicimos como si se tratara de una historia con actores reales”, dijo Favreau, “pero lo asombroso es que no hay animales de verdad. Ni siquiera hay una actuación que se haya filmado”.

El rey León no tiene ninguna actuación humana. “Desde luego que es abrumador”, admitió Favreau. “Cada pelo, cada movimiento ocular, cada planta tuvo que crearse y después ajustarse a todo para que se viera real. Debías sentir las gotas de la cascada. Debías ver los ojos de Simba y sentir cómo te devolvían la mirada”. “Ahora hay una fusión entre la narración y la tecnología”, comentó. “La tecnología no debe ser importante para la audiencia, pues solo van a ver una buena película. La idea es que disfruten la historia, primero que nada: deben ser transportados a otro mundo”.

También fue muy interesante para él continuar con su papel como Happy Hogan en Avengers: Endgame y Spider-Man: Lejos de casa. “Ahora soy el viejo en las películas de Marvel”, dice. “Soy el Hagrid de la serie, pero es bueno ser él. Cuido a los niños, que viven algunas cosas muy difíciles, y les hago la vida más ligera y divertida”.

“Para mí también es muy divertido ponerme en el papel de actor de nuevo”, dijo. Es que actualmente, principalmente se considera director.

“En la dirección, hay muchas cosas que hacer en cuanto a la creatividad y eso me parece muy atractivo”, explicó Favreau. “Todas las decisiones son tuyas. Es una responsabilidad tremenda… eres el que tiene las riendas. Pero si lo haces bien, es como ‘Elf’, que está en televisión año tras año. Y eso me resulta genial”.

Favreau está casado con Joya Tillem, que es médica. Viven en Los Ángeles con sus hijos, Max, Brighton y Madeleine.

Después de haber escrito, dirigido y protagonizado Chef, a veces cocina en casa. De hecho, Favreau ha creado The Chef Show, que se estrenó en Netflix en junio, donde se reúne con su amigo de Chef, el chef Roy Choi, para una serie de viajes en la que exploran el mundo y celebran a los distintos sabores y personas.

“Me parece que no hay nada más relajante que cocinar algo delicioso”, dijo Favreau. “Intento ser un buen chef”.

Sin embargo, en su mayor parte se concentra en las películas. Favreau dijo que, a sus 52 años, aún se siente el mismo niño embelesado con las películas que era hace casi medio siglo.

“Supongo que mi papá fue mi primer productor”, dijo el director, “porque me dio una cámara y también fue mi supervisor de efectos visuales. Cuando tenía nueve años, dije: ‘Quiero hacer una película Super 8 en blanco y negro’, así que encontramos ese tipo de cinta. No fue fácil, pero valió la pena”. “Era un ñoño”, concluyó Favreau, “pero funcionó. En Hollywood aman a los ñoños. Solemos tener mucha imaginación”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)