CRÍTICA - CINE

Las cenizas de un pasado terrible

Crítica a la película Magallanes, que fue dirigida y guionada porSalvador del Sola.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Elenco: Alcázar y Solier demuestran su enorme talento. Foto: Difusión

Y un día cualquiera, un mal recuerdo del pasado se topa con Magallanes, el personaje protagónico de este thriller hecho en Perú con socios colombianos y argentinos que lleva dos años cosechando premios en festivales importantes.

La pesadilla de Magallanes se llama Celina. Es joven, hermosa, quechua (excelente Magaly Solier) y la acosan unos prestamistas a los que les debe el alquiler de su negocio, una peluquería que da pérdidas.

Magallanes (espléndido Damián Alcázar), veterano, desprolijo y tímido, sobrevive con las monedas que gana manejando el taxi de un antiguo compañero del ejército y como chófer de un coronel desmemoriado (Federico Luppi) del que fue subalterno durante la lucha contra el terrorismo. De esa vieja vida arrastra la culpa que le hace temblar cuando Celina se sube al taxi y no lo reconoce. Era apenas una adolescente cuando la secuestró durante una redada entre campesinos y la entregó a su coronel, que "se la quedó" por más de un año hasta que misteriosamente desapareció del cuartel.

En su casa, una cueva en la que pasa las noches, conserva una foto que la muestra desnuda en la falda del jefe. A Magallanes el remordimiento lo carcome. Hasta que Celina se sienta en el coche y le pide que la lleve a un desconfiable centro espiritual en cuya fachada cuelga un cartel que dice: "Tu oportunidad de triunfar está aquí". Una cínica promesa que anticipa el punto de inflexión que da inicio a esta historia. Desde ese momento, este antihéroe intentará redimirse a toda costa, desempolvando viejas habilidades para conseguir dinero y así ayudar a la que fue su víctima.

Salvador del Solar solía ser actor antes de adaptar la novela La pasajera y dirigir este guión. Es probable que se quede de este lado de la cámara porque Magallanes tiene todo lo que una película sudamericana necesita para conquistar territorios lejanos (y a ese público local que prefiere el cine importado): traumática historia reciente, desdoblamiento de personajes dramáticos, excelentes actuaciones protagónicas, y un retrato de Lima a través de paisajes fotografiados con consistencia. Además, la acción corre tras un objetivo infalible para la audiencia: la búsqueda de justicia social de un pasado enterrado por conveniencia.

La película tiene cuatro escenas brillantes guiadas por la máxima que advierte que en la pantalla la información debe mostrarse y no decirse. Es probable que la mejor sea la de esos ocho minutos en los que Magallanes recorre una galería comercial simulando cumplir las indicaciones de un extorsionador, mientras engaña a dos comisarios y cinco policías particulares que lo vigilan. ¿Qué podría envidiarle este thriller peruano a la receta del norte?

Magallanes [****]

Perú / Argentina / Colombia, 2014. Dirección y guión: Salvador del Solar. Basada en: La pasajera de Alonso Cueto. Intérpretes: Magaly Solier, Damián Alcázar, Christian Meier y Federico Luppi. Fotografía: Diego Jiménez. Música: Federico Jusid. Duración: 109 minutos. Funciones: Cinemateca 18.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)