Sería sorpresa que no fuera Moore la ganadora del Oscar en mejor actriz

Categoría en la cual hay una muy clara favorita

Hace rato que se lo deben, de modo que cualquier Oscar que Julianne Moore gane por cualquier película que haga se lo merece. La van a premiar, sin embargo, por una razón adicional: encarnar en Siempre Alice (que llegó ayer a las carteleras montevideanas) a una paciente de Alzheimer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Moore en su elogiada labor en "Siempre Alice", donde interpreta a una mujer con Alzheimer.

Ya se sabe que las enfermedades, las discapacidades y las actuaciones exteriores y efectistas (esto último no es el caso de Moore: sabe componer a un personaje "desde adentro") suelen encandilar al Oscar. Esa es también la razón por la que probablemente Eddie Redmayne (aunque Michael Keaton es un rival temible con Birdman) gane como mejor actor: no tanto su actuación en La teoría del todo (que es por cierto muy buena) sino la enfermedad de Lou Gehrig que padece su personaje Stephen Hawking.

Incluso sin apelar al argumento de que Moore es una de las mejores actrices vivas, un repaso de sus antecedentes refuerzan su favoritismo. Su labor en Siempre Alice ha sido galardonada por el Globo de Oro, el Bafta, el Sindicato de Actores de los Estados Unidos, el Gotham Award, el Hollywood Film Award, el National Film of Reviews, la Alianza de Mujeres Periodistas, la Comunidad LGBT, el Australian Film Institute, la Asociación de Críticos Radiales de los Estados Unidos, los festivales de Palm Springs, críticos de Chicago, Detroit, Houston, Londres, San Francisco, St. Louis y Washington, y el Círculo de Mujeres Críticas de los Estados Unidos. También es candidata (y favorita) a los Independent Film Awards.

En el caso concreto de los Oscar, Moore ya ha sido candidata cinco veces (como secundaria por Boogie Nights, 1997, y Las horas, 2002;como protagónica por El ocaso de un amor, 1999; Lejos del cielo, 2002,y ahora Siempre Alice), y sería hora de que ganara.

Reconozcamos que sus cuatro competidoras son gente talentosa, aunque dos de ellas, la Marion Cotillard de Dos días una noche de los belgas hermanos Dardenne y Reese Witherspoon de Alma salvaje ya han ganado el Oscar (la primera por La vie en Rose, la segunda por Johnny & June), y eso probablemente desestimule a muchos académicos a la hora de votar: van a preguntarse si vale la pena otorgarles una segunda estatuilla, y dejar a Moore sin nada. El quinteto se completa con Felicity Jones de La teoría del todo (que está muy bien) y con Rosamund Pike de Perdida (que al igual que la película no es en realidad tan buena pero al parecer hay mucha gente a la que le gusta. Habría que sospechar que la principal rival de Moore es Jones, pero es posible que muchos votantes razonen que al fin y al cabo es una actriz más joven, y van a tener más oportunidades de votarla en el futuro. Casi todas esas fichas parecen estar cayendo del lado de Moore.

Las predicciones de varias publicaciones especializadas apuntan en la misma dirección. El voto de Scott Feinberg en The Hollywood Reporter se inclina inequívocamente por Moore (y por casi todos los nombres que se han manejado como favoritos en el resto de los rubros excepto mejor película, donde tiene algunas dudas). La popular publicación Variety también apuesta inequívocamente por Moore. El sitio web Indiewire es otro de los que cree también Moore va a ganar el Oscar, aunque sus redactores preferirían a Rosamund Pike. El sitio web Deadline Hollywood no tiene dudas acerca del triunfo de Moore, y tampoco las tienen sus colegas de la página Newsday. Los cronistas del Huffington Post son otros de los que piensan que Moore va a ganar, aunque ellos preferirían a Reese Witherspoon por Alma salvaje. El periódico británico The Guardian igualmente se juega por la protagonista de Siempre Alice.

El público común no parece estar de acuerdo con tanto estusiamo por Moore En la encuesta que está llevando a cabo el sitio web IMDB, sobre un total de 1.387 votos, 661 se incinan por Rodamund Pike y solamente 392 por Julianne Moore. Y las otras tres no corren: 141 votos para Marion Cotillard, 118 para Felicity Jones y unos patéticos 75 para Reese Witherspoon. La del sitio Empire también está encabezada por Pike, con un 48% de apoyo, contra un 29 de Moore, y las otras mucho más atrás.

¿Explicaciones para esa diferencia? Habría que ver cifras, pero es posible que Perdida haya sido vista por más gente que Siempre Alice: el público prefiere una intriga con elementos policiales antes que un drama sobre el Alzheimeer. Pero la distancia entre las preferencias de unos y otros no deja de ser curiosa.

La encuesta uruguaya

La encuesta que está realizando El País en su especial del Oscar coincide con el favoritismo para Julianne Moore. De acuerdo a las votaciones de los lectores (al menos hasta ayer de tarde) Moore tenía 46% de los votos. La sigue Felicity Jones (22%) por su papel de la señora Hawkins en La Teoría del todo, Rosamund Pike (14%) por Perdida. Cierran la tabla las protagonistas de dos películas que no han tenido estreno comercial: Reese Whiterspoon (12%) por Alma salvaje y Marion Cotillard (6%) por Dos días, una noche). Si no está de acuerdo con cómo va la "penca", vaya y vote ya a sus favoritas en ésta y otras categorías.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados