Crítica

La dueña, el doctor y la casa embrujada

Crítica de la película La maldición de la casa Winchester que se estrenó ayer.

Winchester
Helen Mirren protagoniza "La Maldición de la casa Winchester". Foto: Difusión

Es otra historia de fantasmas y una mansión embrujada que resulta tan previsible, que uno espera el susto antes de que ocurra: de lo peor que le puede pasar a una de terror. La película que no es original en su temática (13 fantasmas, Los otros o Red Rose tienen el mismo argumento), y el gancho de ser una historia basada en hechos reales se limita a contar un breve momento en la vida (cuatro días) de Sarah Winchester, una desperdiciada Helen Mirren. Ella interpreta a la heredera de la fortuna de la casa de armas y creadora de la mansión que, ella dice, está embrujada.

A esa mansión, que es construida día y noche y que agrega nuevas habitaciones a diario, llega un doctor (Jason Clarke) para evaluar el estado mental de la millonaria, y determinar si puede continuar al frente de la empresa, mientras Mirren se pasea con más parsimonia que cuando hizo de Isabel II en La reina, deambulando de luto y velo negro todo el tiempo.

Hellen Mirren en La Maldición de la casa Winchester
Tráiler de la película La maldición de la casa Winchester

Rápidamente aparecen los hechos paranormales, objetos que se mueven, sombras extrañas y una posesión, mientras el doctor, adicto al láudano, se divide entre explicar los hechos racionalmente y achacarlos a la droga.

Un desperdicio de talento tiene la película de los hermanos Spierig, directores del género (el año pasado hicieron El juego del miedo VIII) que cuentan como novatos una película que podía dar mucho más, por los actores, la historia y los recursos técnicos con los que contaron.

Ficha
Winchester
La maldición de la casa Winchester [**]
DirectorMichael y Peter Spierig
ConHellen Mirren y Jason Clarke
Duracion:99 minutos

 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)