EL FICHAJE DE UNA ESPERADA PELÍCULA

De la Casa Blanca a Los Ángeles del futuro

Robin Wright estará en la secuela de un clásico, Blade Runner.

La actriz estadounidense Robin Wright, la Claire Underwood de House of Cards se encuentra "en negociaciones finales" para incorporarse al reparto de la secuela de Blade Runner, protagonizada por Ryan Gosling y Harrison Ford, informó ayer la revista Variety.

Fuentes cercanas a la producción indicaron que Wright era la actriz deseada desde hace semanas, pero el rodaje de House of Cards parecía complicar las cosas. A House of Cards le queda solo una temporada. Finalmente, según la publicación, se ha encontrado una solución para los problemas logísticos y Wright intervendrá en la película. La actriz actualmente está enfrascada en el rodaje de Mujer maravilla.

La continuación de Blade Runner contiene tres personajes femeninos relevantes y Wright interpretará a uno de ellos, según detalla la revista The Hollywood Reporter.

Se desconocen los pormenores sobre el personaje que encarnará en el filme, que llegará a las salas recién en enero de 2018.

Denis Villeneuve, conocido por sus trabajos en La sospecha, Incendies y Sicario, será el encargado de dirigir la película, en la que Harrison Ford volverá a encarnar al detective Rick Deckard.

Está previsto que el rodaje de la secuela comience en julio próximo.

El guión corre por cuenta de Hampton Fancher, coguionista del filme original, y Michael Green, que se basaron en una idea concebida por el propio Fancher y Ridley Scott, director de la primera entrega. La historia está basada en una novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? del estadounidense Philip K. Dick.

Lo único que ha trascendido sobre la película es que la historia discurrirá varias décadas después de los hechos de la primera parte.

La historia de Blade Runner (estrenada en 1982) se ubica en una Los Ángeles futurista, en el 2019, donde el hombre ha creado clones llamados "replicantes", empleados para labores peligrosas.

Pero esos "replicantes" se rebelan contra sus fabricantes en una colonia espacial, lo que origina un enfrentamiento entre creador y criatura.

Deckard es uno de los encargados de dar caza a los "replicantes" en la Tierra que han escapado de la colonia y se esconden en Los Ángeles. Todo va hacia una batalla final entre humanos y replicantes. La película es una de las más influyentes de la década de 1980, con su diseño de un futuro lluvioso y gris, la música de Vangelis y una dirección de un Ridley Scott que en el futuro no estaría así de inspirado. Es una gran película que combinaba una atmósfera opresiva, un futuro bastante feo y un aire de serie negra. Ford estaba muy bien en el papel principal.

En 1992, Scott dirigió su propio corte de la película que evitaba la voz en off y obviaba el final feliz que el estudio le obligó a realizar (y que incluía imágenes cedidas por Stanley Kubrick que ya había usado en El resplandor). En Base a EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados