Cine

En "Cartitas", pequeños amores encuentran palabras y letras

El documental uruguayo de Alejandro Rocchi y Marco Bentancor emociona y se exhibe en Sala B

"Cartitas". Foto: Difusión
Vea el tráiler de "Cartitas"

Se está por terminar el último año de Primaria en la escuela de Villa Aguas Corrientes, Canelones. Pese a que todavía quedan menos de dos semanas de clase, algunas túnicas ya tienen las firmas de los alumnos, quienes tras varios años juntos compartiendo clases y recreos, están a punto de despedirse.

Durante esas semanas, que ocurrieron a fines de 2013, los cineastas uruguayos Alejandro Rocchi y Marco Bentancor, se adentraron en la escuela para filmar Cartitas. El documental, que explora las relaciones entre tres parejas de compañeros de escuela, pero también de un montón de otros alumnos, se exhibe en la Sala B del Auditorio Neilly Goitiño.

Cartitas comenzó como un cortometraje y los directores, quienes están al frente de la productora Polisemia Pictures, lo transformaron en un largometraje. En él se retrata a una juventud uruguaya que comparte abiertamente lo que piensa y produce el amor -o lo que entienden por esa palabra-. Es un mundo de amigos y novios donde “gustar” es una palabra cargada de significado y en el que Rocchi y Bentancor se adentran con curiosidad, cariño y respeto.

Oriundo de Canelones, Bentancor tenía presente al pueblo de Aguas Corrientes, que conoció en su infancia por el fútbol y amistades. En búsqueda de niños actores para otro cortometraje de ficción de Polisemia, el cineasta y su socio decidieron hacer un casting en la escuela. Allí se encontraron con un grupo de niños, y maestras, dispuestos a abrirles las puertas de sus vidas.

“No hablan con esa rigidez con las que podría hablar al tener una cámara en frente”, dijo Bentancor al referirse a a la apertura de sus protagonistas “En la infancia los sentimientos son más profundos. Fue una inyección de diez días de un mundo infantil”.

Pese a que la presencia de los documentalistas fue supervisada por las maestras, en la película no se ve ningún adulto, lo que recrea un lugar completamente habitado por niños. Según Rocchi, los propios cineastas también se vieron influenciados por esa interacción constante con los jóvenes.

“(Filmarlo) fue recordar, a través de una forma física, esa emoción de esa época. Por ejemplo al salir corriendo con los niños, y la cámara, cuando alguien le había escrito una cartita a alguien y se la quería mandar. El límite entre el documentalista y la emoción estaba muy mezclado”, describió Rocchi.

Si bien la historia de Cartitas se centra en tres duplas (muchos de ellas son amores no correspondidos), otros alumnos de la escuela tienen intervenciones -muy hilarantes- como narradores que, en entrevistas a cámara, explican su versión de los hechos. Ahí hay de todo: niños que ven a los noviazgos como algo para adolescentes y otros que, con cierta predisposición al chusmerío, comparten los entretelones de las parejas de Aguas Corrientes.

A futuro, los cineastas buscarán retratar las historias de sus protagonistas y así construir un testimonio documental sobre su crecimiento. “Nuestro objetivo es retratar su adolescencia y después volver a cuando tengan 25, 30, para ver cómo evolucionan las relaciones del pueblo”, dijo.

Los directores, recientemente galardonados con el premio municipal FONA para hacer un nuevo documental llamado Mirada, creen que Cartitas ofrece una mirada sobre la infancia capaz de reunir a diferentes generaciones. Estará en exhibición hasta el domingo inclusive, en funciones diaras a las 15.00.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)