Fenómeno

"Somos campeones", la película revelación que inspira a la selección sub20

La historia de un equipo de basketball de discapacitados ganó el Goya a mejor película y se volvió una historia motivadora

Campeones
Campeones, una película entrañable

Campeones (que en Uruguay se estrenó como Somos campeones en octubre de 2018) fue el gran fenómeno social y cinematográfico del año pasado en España. Más allá del Goya a la mejor película española, uno de los tres premios que recibió la noche del sábado, y que ha sido uno de los grandes fenómenos en la taquilla española con más de un millón y medio de espectadores y sumando (en su estreno local pasó bastante desapercibida y su distribuidora está considerando su reestreno), es una comedia motivadora y que plantea, en un eficaz tono de respetuosa comedia, un tema que muchas veces no queremos visibilizar. De esas películas ya no hay muchas.

Ayer, por ejemplo la selección uruguaya sub 20 que está en competencia en el Sudamericano de la categoría en Chile y lidera Fabián Coito asistió a una proyección especial de Somos campeones y así lo hicieron saber en la cuenta de Twitter de la Selección Uruguaya (@Uruguay). En las fotos se puede ver al plantel celeste atento mirando la película de Javier Fesser que es emotiva y da un par de lecciones sobre adversidades y lo que es importante en una competencia. Tiene algo de la filosofía del maestro Tabarez.

Antes de convertirse en motivadora de los muchachos celestes, mucha gente se enteró de la existencia de Somos campeones por las emotivas palabras de agradecimiento (y que se volvieron virales) de Jesús Vidal, el actor con discapacidad que mereció el Goya a mejor actor revelación en la ceremonia del fin de semana en Sevilla. Los Goya son los premios más importantes del cine español (o sea para hacerlo sencillo, los Oscar de España) y los entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas española.

“Señoras y señores de la Academia, ustedes han distinguido como mejor actor revelación a un actor con discapacidad. Ustedes no saben lo que han hecho”, dijo Vidal para la ocasión. “Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, diversidad, visibilidad. ¡Qué emoción muchísimas gracias”. Vidal también agradeció al director, a sus compañeros del elenco (“Compañeros, sin vuestra frescura, sin vuestra espontaneidad, vuestro talento, esto no habría sido posible”), al director (“por hacerme mejor persona y actor”) y a sus padres (“A mí también me gustaría tener un hijo como yo, por tener unos padres como vosotros”, les dijo parafraseando una de sus frases de la película.

Vidal en Somos campeones interpreta a Marín, un entrañable personaje de una galería de entrañables personajes que conforman un equipo de basketball integrado por personas con discapacidad. A entrenarlos va a dar Marco (Javier Gutiérrez), un entrenador profesional que cayó en desgracia y cumple una pena sustitutiva tras ser arrestado por conducir ebrio. Su recelo inicial es ganado por la ternura de los muchachos y la proximidad de un torneo les da la chance a todos de demostrar que la fortaleza o la victoria son conceptos que cada uno se lo arma a su medida. Hay mucho para aprender y Somos campeones se toma la molestia de hacérnoslo entender.

Somos campeones. Foto: Difusión
Vea el tráiler de "Somos campeones"

El guion, firmado por David Marques, se basa en un equipo de basket español Aderes Burjassot, conformado por personas con discapacidad intelectual y que entre 1999 y 2014, ganó 12 campeonatos.

La película —que fue la enviada por España para los Oscar aunque no pasó la primera selección— es una comedia muy divertida que se maneja con sumo cuidado en eso no de hacer reir a partir de las torpezas de sus personajes centrales. El grupo es variopinto y simpático y cada uno aporta una dosis de humor y una historia entrañable que está hablando de desprecios y discriminaciones. En ningún momento, el drama gana la anécdota y es una película muy graciosa y optimista.

"Somos campeones" se estrenó en Uruguay, el 10 de octubre de 2018 y en su primer fin de semana apenas superó los mil espectadores, lo que marcó su fugaz paso por la cartelera. Fuentes de su distribuidora local le dijeron a El País, que evalúan reestrenarla.

“No hay nada que me parezca más atractivo en una película como reír y llorar de la emoción sin saber qué es qué. Y con este texto me pasó”, le dijo Fresser a El País español cuando el estreno.

Sobre la elección del reparto, también dijo que “no teníamos una idea preestablecida de si debían ser personas con discapacidad intelectual real o actores que lo interpretasen. Pero, tras el primer día de audiciones, fue más que evidente que en ellos habíamos encontrado la verdad y la autenticidad que irradian. A partir de ahí, sabíamos que de ahí tenía que salir todo nuestro equipo”.

Los integrantes de es equipo se han vuelto estrellas inspiradoras y en un grupo lleno de energía y felicidad. Y ese es otro logro de una comedia única.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)