Avance

El largo camino de "The Irishman", la película de Martin Scorsese para Netflix

La historia de mafiosos que vuelve a reunir al director con Robert De Niro, se estrenó en el Festival de Nueva York, fue saludada con entusiasmo unánime 

The Irishman
Pacino, Scorsese, De Niro, juntos en la presentación de "The Irishman"

A Martin Scorsese no le resultó difícil reclutar a estrellas de la talla de Robert De Niro y Al Pacino como protagonistas de su nuevo filme de gánsters, The Irishman, pero en cambio tardó años en lograr que fuera respaldado financieramente por incluir un “costoso experimento” tecnológico.

“No conseguimos respaldo, que era clave, durante años”, reveló la semana pasada Scorsese en el Festival de Cine de Nueva York. “Era un costoso experimento. Y entonces (el director ejecutivo de contenidos de Netflix) Ted Sarandos y todo el mundo en Netflix dijeron que sí; lo respaldaron, lo financiaron y se sintonizaron con nosotros creativamente”, agregó.

El nuevo proyecto de Scorsese llegará a Netflix después de que en la misma plataforma se haya estrenado un documental sobre Rolling Thunder Revue, la legendaria gira de Bob Dylan.

A lo largo de unas tres horas y media, The Irishman narrará la historia del matón Frank Sheeran (De Niro) y la desaparición y el asesinato de Jimmy Hoffa (Pacino), cuya historia es una adaptación de la novela de Charles Brandt I Heard You Paint Houses.

“Me alegro de que pudiéramos conseguirlo, porque ha llevado mucho tiempo. Tenemos suerte de contar con gente que puso dinero”, señaló De Niro durante la presentación de la película en el festival de Nueva York. Según trascendió, la película, que fue anunciada en 2008, tuvo un presupuesto de 160 millones de dólares.

“Al final, sentimos que la película tenía que hacerse”, coincidió Scorsese. The Irishman llegará a cines estadounidenses el 1° de noviembre -tal vez llegue a Uruguay como hizo Roma, que fue proyectada en Cinemateca-, y luego se estrenará en Netflix el 27 de noviembre.

El rodaje de la película se realizó durante 108 días y abarcó 117 localizaciones, con “toneladas de equipamiento”, incluyendo nueve cámaras especiales para rodar con una tecnología que hace parecer a los actores hasta tres décadas más jóvenes.

Según relataron durante el festival, para comprobar su efectividad, Scorsese pidió que los dos intérpretes de Buenos muchachos (1990) que recrearan una escena del filme. Pacino recordó que ni se dio cuenta, pero bromeó con que los efectos visuales le dieron la oportunidad de “ser joven de nuevo”.

“Yo puedo alargar mi carrera otros 30 años”, le contestó jocoso De Niro, que en su papel interpreta varias etapas de la vida de Frank Sheeran: desde la mediana edad, visiblemente ágil, hasta que es un anciano en silla de ruedas.

Uno de los primeros en ver The Irishman fue el cineasta Guillermo del Toro, quien la definió como una “obra maestra” que “debe ser procesada como un verdadero duelo”.

En su cuenta de Twitter, del Toro escribió: “Véanla. En un cine. Esta película languideció y su desarrollo estuvo pausado durante mucho tiempo por las cúpulas de los estudios. Tenerla aquí, ahora, es un milagro”.

“La película trata sobre vidas que van y vienen, con toda su confusión, todo su drama, violencia, ruido y pérdida... Y de cómo se desvanecían invariablemente, igual que todos lo hacemos”, agregó.

Su exhibición en el Festival de Nueva York generó un entusiasmo unánime de la crítica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)