ENTREVISTA

Brad Pitt habla del dolor y del alcoholismo antes del estreno de la película "Ad Astra"

Mientras sigue en cartel "Había una vez en Hollywood", el jueves se estrena otra película importante de Pitt del año: se trata de "Ad Astra".

Brad Pitt en la película "Ad Astra". Foto: Difusión
Brad Pitt en la película "Ad Astra". Foto: Difusión

Horas después de haber hablado con Brad Pitt, me empezaron a llegar mensajes de “¿cómo es?”. Durante la mayor parte de nuestra conversación, fue a la vez penitente y privado, pero se alternaba entre alguien que se confiesa y es confesor. En cuanto a su aspecto, llevaba una gorra gris de canillita, una camiseta gris y una barba candado gris. Algunos tatuajes sorprendentes se dejan ver en sus brazos, incluida una cita de Rumi, una moto, la palabra “Invictus”, y un hombre y su sombra. Mayormente se parece a Brad Pitt.

No tenía que preguntarle a James Gray si escribió Ad Astra —que se estrena el jueves en Uruguay— con su estrella en mente: es verlo y darse cuenta de que es el astronauta perfecto. Pitt y Gray han sido amigos por más de dos décadas, desde que el actor vio el debut de Gray, Little Odessa, en 1995. En ese momento, Pitt se alejaba de los galanes de pelo largo que había interpretado en Leyendas de pasión y Entrevista con el vampiro, y sintió que podía sacar algo nuevo de él. “Tenía este toque de los 70, como las películas con las que me crié”, dice Pitt. “Había una aspereza, una violencia. Y parecía centrarse en los hombres".

Gray se sorprendió cuando Pitt se arrimó. “No es fácil imaginar a una estrella llamándome cuando tenía 25 años y no había hecho nada excepto esa película”, dijo Gray. “Fue extraño, surrealista. Pero me conmovió. Es ingenioso y siempre busca nuevos puntos de vista”.

Los dos hombres estaban decididos a colaborar, pero se demoró. En 2010, Pitt se bajó de la película de Gray, The Lost City of Z. “Pasar el día en el Amazonas simplemente no encajaba en mi horario”, dijo.

Años más tarde, Gray le llevó Ad Astra a Pitt, esperando que también lo rechazara. “Incluso cuando dijo que lo haría, nunca pensé que lo haría”, dijo Gray. “Mi única objeción con Brad en un nivel profesional es que no trabaja en tantas películas”.

Si Pitt es más tranquilo y atento en persona de lo que uno imaginaba, también lo es Ad Astra. Sin duda, hay algunas secuencias de acción mientras su personaje recorre toda la galaxia buscando a su desaparecido padre astronauta (Tommy Lee Jones). Pero Ad Astra está más preocupada por la vida interior de su protagonista que por el paisaje afuera de la nave.

“Estamos haciendo preguntas tipo: ‘¿De qué se trata todo esto?’ y ‘¿Por qué estamos aquí?’ Eso es un campo minado, porque hay muchas trampas”, reconoció Pitt. Pero la soledad del personaje le atrajo: “Queríamos investigar la incapacidad de conectarnos con los demás y los mecanismos de autoprotección que nos impiden abrirnos”.

A principios de 2017, cuando Pitt se comprometió con Ad Astra, aún se estaba recuperando de su separación de Angelina Jolie, con quien tiene seis hijos. “Definitivamente utilizó estímulos de su vida”, dijo Gray. “No le pregunté, pero investigó la esencia de su personaje a través de sí mismo”. Cuando le pregunté sobre ese período de su vida, no quiso hablar de eso. “Tenía asuntos familiares”, dijo. “Dejémosla por esa”.

¿Era Ad Astra una forma de superar la soledad que pudo haber experimentado? “El hecho es que todos llevamos dolor y pérdida”, dijo. “Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo escondiéndolo, pero está ahí, está en ti. Entonces abres esas cajas".

Brad Pitt en la película "Ad Astra". Foto: Difusión
Brad Pitt en la película "Ad Astra". Foto: Difusión

Se dijo que la gota que colmó el vaso en la relación de 11 años de Pitt y Jolie llegó en septiembre de 2016, cuando pelearon por los hábitos con la bebida de Pitt. Ahora, está comprometido con su sobriedad. “Había llevado las cosas tan lejos como pude, así que eliminé mis privilegios para beber”, dijo. Después de que solicitó el divorcio, Pitt pasó un año y medio en Alcohólicos Anónimos.

Su grupo de recuperación estaba compuesto completamente por hombres, y Pitt se conmovió por su vulnerabilidad. “Tenías a toda esta gente sentada siendo honesta como nunca había visto”, dice Pitt. “Era este lugar seguro donde nadie te juzga”.

Pitt recientemente llamó a la actuación “una cosa para jóvenes”, y a los 55 años ha encontrado su camino hacia otras actividades artísticas. Es un productor prolífico y con Plan B, la productora que dirige con Dede Gardner y Jeremy Kleiner, ha respaldado películas como 12 años de esclavitud, y Selma. Aún así, no es especialmente optimista sobre el futuro del entretenimiento en la pantalla grande en la era del streaming: “Tengo curiosidad por ver si las películas se quedan”, dijo. Lo que sí sabe es que no protagonizará tantas. “Va a ser menos”, dijo Pitt, cuyos intereses incluyen la escultura y el paisajismo. “Cuando sientes que finalmente estás abrazando algo, entonces es hora de abrazar algo más”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)