CHARLIZE THERON

Una bomba rubia está a punto de estallar

El jueves se estrena en Uruguay su nueva película, "Atómica".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Theron tiene dos hijos adoptados, Jackson, de cinco años y August, de dos. Foto: Difusión

Charlize Theron impresiona. Es una actriz poderosa que porta el viejo glamour de Hollywood y una belleza que no pasa desapercibida. También interpretó una serie de damas letales tan convincentes que uno no puede dejar de pensar dónde guarda toda esa furia. Obviamente que al ser una ganadora del Oscar, hace muy bien su trabajo pero sus retratos de homicidas ficticias y reales —la asesina convicta Aileen Wuornos en Monster, Emperatriz Furiosa en Mad Max: Furia en el camino, Ravenna en El cazador y la reina del hielo y ahora la implacable guerrera de Atómica, su nueva película que se estrena este jueves en Uruguay.

En persona, es luminosa, altísima y, todo indica, sin poros. Cuando la entrevisto, ella todavía sonaba algo adormilada y sus ojos un poco legañosos. Pero igual está pronta para la nota. Como en las extensas secuencias de lucha de Atómica, la ética de trabajo de Theron puede con todo.

"Hice dos películas de Jean Claude Van Damme como su doble de riesgo", dijo David Leitch, un excoordinador de escenas de riesgo y que dirigió John Wick y ahora Atómica. "Ella entrenó más que Van Damme, lo que es buenísimo. Pero ella no tenía un pasado en las artes marciales y empezamos de menos diez".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Además de colocar a Theron sólidamente como una heroína de acción, Atómica, era como el paso lógico para una actriz que sorprendió en 2015 como la guerrera manca Furiosa que le robó el protagonismo de Mad Max: Furia en el camino, a su estrella más obvia, Tom Hardy.

Después de brillar en una carrera camaleónica, siendo personaje romántico, protagonista dramática, antiheroína de comedias oscuras o, por supuesto, asesina en serie, Theron, a los 41 años, está desplegando una identidad de empoderamiento femenino y ferocidad a medida de las audiencias de hoy. Como Furiosa y como Ciphre en la última Rápido y furioso, su personaje en Atómica no tiene remordimientos y es astuta, y se adueña de su espacio, más que decorar un mundo definido por los hombres.

En Atómica, una agente del MI6, Lorraine Broughton (Theron), se abre paso en un círculo de espionaje en la Berlín de 1989, mientras intenta resolver el asesinato de un colega, entre otras cosas. Acá no hay una mirada paródica sobre los 80: la película es lujosa y cool y Lorraine tiene el aspecto de Debbie Harry y la rudeza de Chrissie Hynde.

Theron opcionó por la historia incluso antes que saliera en 2012 la novela gráfica en la que está basada, The Coldest City. Le encantó que Lorraine fuera impenitente y que luchase por un deber profesional más que por venganza.

"Me volví muy consciente de que hay mujeres a las que en ciertas circunstancias no les están permitidas jugar con las mismas reglas que los hombres", dice. "Estuve activamente buscando un protagónico que pudiera romper esas reglas".

Lorraine también calza en el molde de los personajes que Theron tiende a elegir, le sugiero. "Hay algo vengativo pero también algo..."

"¿Roto?", dice sin ningún gesto. "¿Psicópatas?"

Era difícil saber si está siendo sardónica o seria y resultó que estaba siendo ambas. El humor de Theron se ubica entre lo sarcástico y lo seco.

"El humor es la única manera que tengo para superar la mayoría de mis días", dijo Theron. "El humor es lo que te ayuda a superar los malos momentos".

Hablando de eso, cuando tenía 15 años y viviendo en su nativa Sudáfrica, su padre, un alcohólico abusivo, llegó a su casa y amenazó a su esposa y a su hija con un revólver. Empezó a disparar y la madre agarró su propia arma y mató al padre de Theron e hirió a su hermano; la Justicia dictaminó que fue en defensa propia.

Tan mala como fue esa noche, dice Theron, los años de agonía que precedieron fueron peores, con una vida familiar oscilando salvajemente entre la turbulencia y la calma.

"Lo sobreviví y estoy orgullosa. Trabajé mucho para eso", dice. "Y no me asusta. No le tengo miedo a la oscuridad. En todo caso, estoy intrigada por eso, porque pienso que me explicó mejor la naturaleza humana".

Theron ha resistido los vínculos entre su historia y personajes como Furiosa ("increíblemente rota") y Ravenna ("una mujer muy complicada"). Pero la comparación es un poco inevitable.

"Digo, hay que ser muy tonto para no darse cuenta que me gustan las mujeres que la pelean y solucionan sus situaciones", dice. "No son víctimas pero tampoco superhéroes".

Theron no tiene ni rastros de acento, a pesar de que el inglés es su segunda lengua; la primera es el afrikaan. Dejó Sudáfrica cuando tenía 16 años, para ir a la neoyorquina Joffrey Ballet School y consiguió trabajo como modelo. Empezó a conseguir papeles en Hollywood a mediados de la década de 1990, ayudada por su apariencia y una cruda autenticidad en cámara.

Y a eso se suma ahora, una presencia que mete miedo como heroína de acción.

TRES PERSONAJES PARA UNA ESTRELLA.

Aileen Wuornos.

Es su personaje en Monster: asesina en serie y le dio su Oscar como mejor actriz principal. Es de 2003 y a esa altura Theron tenía una carrera que incluía dos Woody Allen (Celebrity y La maldición del Escorpión Jade) y un James Gray (La traición) y había estado en éxitos (El abogado del diablo, Las reglas de la vida, La estafa maestra). Aquí interpreta a una prostituta que empieza a matar a sus clientes.

Ravenna.

Interpretó dos veces a esta reina malísima de cuentos de hadas: en 2012 en Blancanieves y el cazador y en 2016 en El cazador y la reina de hielo. Es parte de un giro en la carrera de Theron, quien en los últimos años se ha volcado a las superproducciones. En esa línea, luego estaría en Rápidos y furiosos 8, Pueblo chico y pistolas grandes y Prometheus. Una actriz que no le teme al éxito.

Imperator Furiosa.

Un gran personaje en una gran película. En Mad Max: Furia en el camino, Theron se roba la película (dejando al Max de Tom Hardy en un segundo plano) como la camionera manca que se escapa con un cargamento de mujeres vírgenes de los dominios de Joe, el inmortal. Su fuerza, su capacidad para las escenas de acción y su capacidad dramática, se llevan todos los elogios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º