Entrevista

¿Cómo es Black Widow, la película de Marvel que va por Disney+ y reabrirá los cines?

El País participó de una rueda de prensa global con Scarlett Johansson, el elenco, el productor y la directora de la nueva aventura de una de los Avengers

Viuda negra
Viuda negra es Scarlett Johansson

La idea general, por lo visto, es que Viuda Negra, quien hasta ahora era sólo una integrante secundaria del equipo de Los Vengadores, se merecía una película sola. Eso era algo, por lo visto, que los fanáticos estaban exigiendo y de lo que muchos periodistas, siempre atentos a las causas populares, se habían hecho eco.

Y como los sueños, sueños son, pero Hollywood los hace realidad, este viernes 9 en la plataforma Disney + y el jueves 15 en (¡sí!) salas de cines se estrena en Uruguay, Black Widow; es uno de los estrenos que van a abrir las salas en Montevideo, Canelones y Maldonado..

Interpretada por Scarlett Johansson, la acción transcurre, en la línea cronológica de Marvel, después de Avengers Civil War y bastante antes de... bueno, usted sabe qué. Y si no sabe por las dudas, no vamos a spoilearle nada. Igual, Black Widow se puede ver sin conocer nada de lo que se ha visto hasta ahora en la franquicia.

“Teníamos muy claro que había un gran período de la vida de Viuda Negra del que no sabíamos nada. No solo de su infancia, sino de este período entre Civil War e Infinity War”, dijo Kevin Feige, productor de la película y presidente los estudios Marvel, en una rueda de prensa global en la que participó El País. “Y ahora sentimos que ese período estaba maduro para enfocarnos creativamente en él para poder descubrir más sobre su pasado y su presente”.

En ese mismo encuentro con periodistas de todo el mundo -y en el que no había instancia de preguntas- también participaron Johansson, la directora Cate Shortland, y los coprotagonistas Rachel Weisz, David Harbour y Florence Pugh. Se rieron mucho y a pesar de la distancia que implica el Zoom mostraron la camaradería que corresponde en estos eventos.

“Ella siempre ha sido parte de algo más grande”, dijo allí Johansson sobre su personaje. “Y luego, de repente, se encuentra flotando en este extraño espacio intermedio y está fuera de su juego. Y se da cuenta de que tiene un montón de posibilidades frente a ella y todo eso es realmente asfixiante”.

Black Widow es la vigésimo cuarta entrega del Universo Cinematográfico de Marvel. El proyecto de su propia película ha estado en la vuelta desde 2004 y con Johansson desde 2010. Feige fue uno de sus grandes impulsores basado en la acogida que tuvieron sus participaciones en los Avengers.

La película representa además el ingreso al mundo Marvel, entre otros, de la directora, Shortland y Pugh, la actriz que estuvo nominada al Oscar por Mujercitas y que acá tiene un presencia y la promesa de un mayor desarrollo.

“Lo primero que filmamos fue en la escena de la pelea en Budapest”, contó Pugh. “Esa fue mi primera semana de rodaje. Y era la segunda semana de Scarlett. Así que, literalmente en mi primer día estaba, tirando a Scarlett contra una pared y ella metiéndome la cara en el fregadero”. Una buena manera de empezar con una amistad en el trabajo.

La película se abre con un prólogo con la pequeña Natasha Romanoff -el nombre en la cédula de Viuda Negra- y a su hermana Yelena (Pugh) viviendo una apacible vida de suburbio en Ohio. Sus padres son Alexei (Harbour) y Melina (Weisz) quienes, enseguida nos enteraremos son en verdad agentes rusos. Cuando todo se descubre, las hermanas son entregadas a un programa de entrenamiento liderado por Dreykov (Ray Winstone) que las convierte en unas máquinas mortales, que atienden como “las viudas” y se controlan a distancia.

El centro de la historia transcurre años después cuando la familia se reúne para una misión, a regañadientes, conjunta. Tras violar los acuerdos de Sakovia (lo siento, no se puede explicar todo) Natasha vive en la clandestinidad. Ahí recibe una encomienda de Yelena, que descubrió una sustancia que libera a las Viudas del control de Dreykov. Ahí es que salen a buscar a sus padres para vencer al villano. La reunión familiar humaniza todo y le da momentos de humor.

“Desde el principio, cuando hablamos de la película, sabíamos que tenía que hablar de dos cosas: Natasha como individuo y, por otro lado qué le había sucedido y quién era ella al principio de la película, cuando está sola”, contó Shortland, que es australiana y viene de un cine independiente. “Y luego lo supimos bien. Quería que fuera divertido, como un paseo en un parque de atracciones. Era ponerla a ella en el centro de todo, pero asegurándonos de que no permitiéramos que el trauma de su pasado nos arrastrara y eso lo evitamos con humor”.

La trama está más cerca de una de James Bond que de las tradicionales de superhéroes. Hay buenas escenas de acción, muchas peleas y escenarios globales. Es un tono novedoso en la saga.

Todo el paquete, seguro, se acerca un montón lo que esperaban los fanáticos de su amada Viuda negra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error