Estreno

Benedict Cumberbatch, un actor de carácter para contar la historia del Brexit

La película sobre el referéndum que sacó a Reino Unido de la Unión Europea se estrena hoy, a las 22.00, en HBO.

Benedict Cumberbatch protagoniza la película "Brexit" que se estrena hoy por HBO. Foto: Difusión
Benedict Cumberbatch protagoniza la película "Brexit" que se estrena hoy por HBO. Foto: Difusión

Hoy a las 22.00, el canal HBO estrena Brexit, una película sobre el plebiscito del título, que se centra en el estratega político Dominic Cummings (Benedict Cumberbatch), quien fuera el cerebro detrás de la campaña para que el Reino Unido abandonara la Unión Europea durante el referéndum realizado en 2016. Gracias al uso de frases cortas pero efectivas, la informática y las redes sociales, Cummings y su campaña lograron influenciar al electorado, conociendo en tiempo real sus gustos e intenciones de voto, en una elección que cambió la forma de hacer política en el mundo.

Cummings, en términos de ficción, no es más que otro de los personajes fuertes, soberbios y que hablan mucho que han marcado la carrera del británico Benedict Cumberbatch. El actor nominado al Oscar ha sido durante cuatro temporadas el detective Sherlock en la homónima (está en Netflix), y también ha sido el matemático Alan Turing en El código enigma (está en HBOGo), Ricardo III en The Hollow Crown (la emitió Film & Arts) y el hacker Julian Assange en El quinto poder (disponible en Netflix y en NSNow de Nuevo Siglo), entre otros papeles. El público más joven lo identificará por ser la voz de El Grinch (la película sigue en cines uruguayos) o por ser el superhéroe de Marvel Doctor Strange, que tuvo su película en solitario en 2016, participó en Avengers: Infinity War (está en HBOGo) y volverá a interpretarlo en la nueva de Avengers, que ya está en desarrollo.

Por su parte, el Brexit ha sido el tema más candente del Reino Unido, y de los más candentes del mundo en el último tiempo. Y si bien el 29 de marzo el país finalmente saldrá de la Unión Europea, antes se podrá ver esta película que dirige Toby Haynes (quien se encargó de algunos episodios de Sherlock, Doctor Who, y de “USS Callister” de la serie Black Mirror, que ganó el Emmy a mejor película para televisión).

Brexit bien podría tener como subtitulo “Crónica de un desastre anunciado”, ya que los protagonistas van contando, desde la creación de los slogans (como “Take back control”), hasta esa campaña que en la película se presenta como ilegal, como una construcción que apeló a algunas falsedades para lograr potenciar los sentimientos de la sociedad británica.

Imagen de la película Brexit
Tráiler de la película "Brexit"

Por momentos, Brexit recuerda, debido a esa manera de explicar todo lo que sucede y a la edición ágil, a la película La gran estafa que dirigió Adam McKay (director que vuelve a estar nominado al Oscar, ahora por El vicepresidente), que se centraba en un grupo de inversores que encontraron una falla en el sistema de hipotecas.

Aquí, la historia está contada a través de la mirada de Cummings. Y este Cummings que interpreta Cumberbatch es presentado como un anarquista político, que quería derribar el viejo y vetusto sistema político para crear algo desde cero (aunque sus planes no resultan como él espera). Usando un discurso centrado en el miedo, el racismo y el supuesto costo que le significaba a los británicos continuar dentro de la Unión Europea, en Brexit, la campaña de Cummings llegó como una topadora, dejando sin palabras a sus adversarios, que gastaron más tiempo y energía en desmentir el discurso del Brexit, que en demostrar por qué valía la pena quedarse en la Unión Europea.

Aunque esa, a juzgar por Brexit, no fue la maniobra más sucia que crearon para la campaña. Y el realizador se esfuerza en destacar que ya no estamos en tiempos donde la cartelería, la publicidad, los jingles o las reuniones son el centro de la política, sino que vivimos en tiempos donde los datos personales son un valor clave. Es que el poder ya no reside solamente en el dinero o el apoyo que se pueda conseguir a través de los partidos políticos, sino en toda esa información que los potenciales votantes generan, y gratis, a través de las redes sociales. Así, se puede hacer llegar el mensaje que los votantes quieren oír de la forma más efectiva posible, directo a su celular.

Por eso es clave el breve pero importante lugar que Brexit le da a Cambridge Analytica, una empresa que volvió a ser noticia en las elecciones de Estados Unidos que le dieron la victoria a Donald Trump. La película muestra cómo esos jóvenes recién llegados lograron usar herramientas tecnológicas para dar vuelta una elección.

Benedict Cumberbatch es Dominic Cunnings y Richard Goulding Boris Johnson en Brexit. Foto: Difusión
Benedict Cumberbatch es Dominic Cummings y Richard Goulding Boris Johnson en "Brexit"

Así, los espectadores somos testigos de todo eso, y por momentos empatizamos con los malos, gracias a este personaje que interpreta Cumberbatch, quien logró percibir a esa creciente mayoría de británicos decepcionados, usando el odio para sus propios fines.

Es una película política, dinámica y con un gran elenco, que permite conocer cómo es la cocina de las campañas políticas en estos tiempos modernos. Esa es la clave de Brexit, que consigue ponerle rostro (e ideas) a un fenómeno que, a dos años de realizado el escrutinio, muchos siguen sin entender cómo se pudo armar y llevar a cabo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)