Farándula

Ben Affleck y Ana de Armas, el amor en tiempos de pandemia

El actor y la actriz cubana (y futura chica Bond) blanquearon su romance a través de Instagram

Ben Affleck y Ana de Armas
Ben Affleck, Ana de Armas y el perrito Elvis

El amor vence incluso en circunstancias tan adversas como estas. Y si no que lo digan Ben Affleck y Ana de Armas que, desafiando las normas de distanciamiento social, se han mostrado juntos, confirmando así, su romance.

A las dos estrellas se las vio juntas en una playa de Costa Rica, lo que parecía confirmar lo que venía formándose desde que ambos coincidieron en el se de filmación de Deep Water. Allí, las revistas del corazón empezaron a notar lo cómodo que estaban el uno con el otro, poniéndole suspicacia a lo que por entonces era solo una relación laboral.

En la película, dirigida por el especialista en cine erótica Adrian Lynne (el de 9 semanas y media, por ejemplo) los dos interpretan a una pareja por lo que esa clase de intuiciones periodísticas siempre ayudan a la promoción.

En febrero, según un repaso que hizo la revista Cosmpolitan, Affleck le dijo a la periodista Diana Sawyer que estaba dispuesto a comprometerse en una relación, después de haber hallado cierta estabilidad emocional y cinco años de sobriedad.

Diez días después De Armas publicó una foto de ella y Affleck en un restaurante en Cuba y el 11 de marzo se confirmó que eso había sido parte de unas vacaciones juntos en la isla. El actor publicó unas fotos en Costa Rica de una mujer, que todo indicaba era de Armas fuera de foco.

Y, como la verdad está en las redes sociales, el miércoles, Affleck le reclamó a De Armas el crédito de una foto que ella publicó en Instagram. Se podrá decir cualquier cosa del actor y director pero encontró una manera original de hacer pública su nueva relación. Al rato se los vio juntos y del brazo por las calles de Los Angeles. Los acompañaba Elvis, el perro maltés de ella.

Ana de Armas nació en La Habana hace 31 años y tiene una carrera, principalmente e España, a donde llegó en 2006. Allí desarrolló una carrera importante en televisión (participó en seis temporadas de El internado) y en cine (en la exitosísima Mentiras y gordas, su primera película estrenada en Uruguay).

En 2014 se mudó a Hollywood donde ha tenido constante pero poco exitosa (la más importante deben haber sido El lado oscuro del deseo con Keanu Reeves y Amigos de guerra con Jonah Hill) que empezó a encaminarse con un papel en Blade Runner 2049 y se consolidó con Entre secretos y navajas, el policial a lo Agatha Christie que le dio una nominación al Globo de Oro. Ahora será la próxima chica Bond en la nueva película del agente 007, No Time To Die que se estrena en noviembre. Está preparándose, además, para ser Marilyn Monroe en la adaptación de Blonde, la novela de Joyce Carol Oates. Y eso sí que es una carrera yéndose para arriba.

De Armas, que es 16 años más joven que Affleck, estuvo casada con el actor español Marc Clotet entre 2011 y 2013. Desde entonces se le han adjudicado romances con el director español, David Victori, con el agente Franklin Latt y el pinto cubano Alejandro Piñeiro Bello.

Y ahora ella y Affleck viven el primer romance en tiempos de pandemia. Lo que no está nada mal para empezar una nueva vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error