Crítica - Cine

Belleza en las entrañas del mal

Una película estéticamente muy bien trabajada, que trata una trama sin demasiadas vueltas, y puede dejar al espectador conmovido hasta el llanto. El hijo de Saúl es una obra de arte, que pese a que transcurre en ambientes cerrados, oscuros, negros, tiene una fotografía hermosa, que dibuja con maestría esta dura y sensible aproximación al tema del Holocausto.

Tema que ha sido tratado infinidad de veces por el cine, pero que aquí logra una aproximación nueva. En parte por la delimitación territorial (ocurre casi toda dentro de un campo de concentración) y fundamentalmente por el argumento: un hombre que busca darle un entierro digno a un chico ya fallecido. Desde el aspecto más superficial, el espectador asiste, en detallado recorrido, al funcionamiento de las cámaras de gas, y a todo ese nefasto sistema de asesinatos en masa. Y en ese sentido, está muy bien captado el contraste entre la organización precisa, metódica, de todo ese mecanismo, y lo irracional de su objetivo.

Pero aunque lo duro del tema no desaparece en ningún momento, el director se vale de muchos recursos para dotar de belleza artística a su película. Las escenas dantescas son presentadas muchas veces como telón de fondo, mientras la imagen destaca un diálogo más allá de las palabras, o la expresividad de un rostro.

El juego de idiomas que la película pone en el tapete, y el significado que cobra, no tiene por qué ser comprendido por el espectador para entender el fondo de su esencia. También aparece la burla, como parte del despotismo, redondeando una descripción inteligente de cómo debió de haber sido aquella vida en los campos de exterminio.

Más allá del tema en sí, la película puede ser pensada desde una óptica más amplia, desde un sentido simbólico mayor, que habla de metas más allá de toda circunstancia. Afortunadamente, el director, y los buenos actores, lograron un producto estético relevante, que hace que el trajín emocional que vive el espectador sea contrapesado por una rica vivencia artística.

el hijo de saúl [****

Hungría, 2015. Dirección: László Nemes. Guión: László Nemes y Clara Royer. Producción: John Davis, Gordon Carroll, David Giler, Walter Hill. Fotografía: Mátyás Erdély. Montaje: Matthieu Taponier. Música: László Melis. Intérpretes: Géza Röhrig, Levente Molnár, Urs Rechn, Sándor Zsótér, Todd Charmont.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)