Matt Damon

Las aventuras de un hombre común

Este jueves se estrena Pequeña gran vida, una sátira sobre la vida moderna

Matt Damon
Tráiler oficial de Pequeña gran vida, con Matt Damon

Por cada La gran muralla, el fiasco estético-financiero que lo tuvo al servicio de Zang Yimou, Matt Damon tiene muchísimas películas de las que mostrarse orgulloso. Pequeña gran vida, la película que tiene a Damon como protagonista y que se estrena este jueves en Uruguay, podría ser una de ellas.

Dirigido por Alexander Payne (el director que ganó Oscar por los libretos de sus Entre copas y Los descendientes), Damon es un hombre común que acepta participar de la nueva tendencia de la ciencia: reducirse a 10 centímetros de altura. Es con la excusa de la superpoblación mundial porque si todos somos pulgarcitos, los costos de vestimenta, vivienda, alimentación y otros rubros se abaratan proporcionalmente. Como corresponde, eso tiene un lado oscuro.

Damon, quien solo ganó un Oscar por su juvenil guión de En busca de un destino que escribió con su amigo Ben Affleck, parece no tener nunca licencia y siempre elegir proyectos importantes. En los últimos tres años, por ejemplo, estuvo en Interestelar de Christopher Nolan; Misión rescate de Ridley Scott; Jason Bourne de Paul Greengrass y Suburbicón de George Clooney. Además produjo Manchester junto al mar y, de alguna manera, encontró tiempo para criar cuatro hijos con su esposa, la argentina Luciana Barroso.

En los últimos tiempos tuvo algunos problemas con su posición frente a las acusaciones de abuso sexual de algunos hombres poderosos de Hollywood, incluyendo su amigo y mentor, Harvey Weinstein.

“Estamos en un punto de inflexión, y es genial, pero creo que una cosa de la que no se está hablando es de que hay un montón de tipos -la mayoría de hombres con los que he trabajado- que no hacen este tipo de cosas y cuyas vidas no van a estar afectadas por ello”, dijo Damon y se ganó comentarios negativos en las redes sociales.

Payne se suma a la lista de grandes directores con los que trabajó y eso incluye Brian De Palma, Steven Soderbergh, Clint Eastwood, Doug Liman, Martin Scorsese, los hermanos Farrelly, los hermanos Coen y, claro, fue el soldado Ryan de la película de Steven Spielberg.

“No soy Brad Pitt o George Clooney”, le dijo en 2011 a la revista Elle. “Esos tipos entran en una habitación y la habitación cambia. Creo que hay algo más, no digo promedio, pero si de hombre común en mi”.

No le ha ido nada mal, entonces, para un tipo con pinta de hombre común.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)