PROPUESTAS

Autocine y funciones alternativas: Ecocinema lleva el cine a la gente en tiempos de COVID-19

La plataforma Ecocinema planea alternativas para recuperar las proyecciones que se vieron suspendidas por la emergencia sanitaria por el coronavirus

Ecocinema. Foto: Difusión
Ecocinema. Foto: Difusión

A medida que pasan las semanas, se comienza a pensar en las alternativas para que las funciones de cine vuelvan a realizarse, teniendo en cuenta los protocolos de seguridad para evitar posibles contagios del coronavirus. En Alemania y Estados Unidos se está volviendo al clásico formato del autocine, que permite retomar la dinámica de una exhibición pública, pero con el aislamiento que requiere la situación actual.

En Uruguay también se está planeando retomar esa práctica. Además del autocine, la plataforma Ecocinema —que presenta películas en todo el país de forma gratuita y a través de energías renovables— tiene más ideas para acompañar al público con funciones de cine.

“La emergencia sanitaria nos obligó a transformarnos”, le dice a El País Gonzalo Lamela, director de Ecocinema. “Como las actividades masivas se suspendieron, tuvimos que transformarnos para trabajar”. Así se comenzó a idear el proyecto #TodosJuntos, que presenta nuevas formas de acercar el cine a la ciudadanía.

La primera parte de este proyecto se centra en la proyección de películas en complejos habitacionales. Lamela comenta que la primera experiencia se realizó dos semanas atrás en México —donde también está presente Ecocinema— y comenzará a realizarse en Uruguay a partir del 10 de mayo.

Para esta dinámica se instalará una pantalla gigante en la puerta de un complejo habitacional, y el audio de la película se transmitirá a través de una frecuencia FM (específica para la ocasión). “Es una forma de acompañar a la gente que está siguiendo las recomendaciones de no salir de sus casas”, dice el director de Ecocinema. En este momento, se están buscando locaciones para comenzar con el proyecto, que durará todo el año. Comenzará con 20 funciones en distintos puntos de Montevideo y luego continuará en el interior del país.

Cuando los contagios del COVID-19 vayan disminuyendo y el confinamiento se acerque a su fin, comenzará la segunda etapa del proyecto, que implicará la proyección de cortos y mensajes de aliento en fachadas de edificios. “Estamos produciendo contenidos para que la gente los pueda ver desde su casa o si están circulando en la calle”, explica Lamela.

Finalmente, Ecocinema volverá a las funciones con público cuando se pueda volver a la normalidad. Su director asegura que se tomarán los cuidados necesarios para garantizar la seguridad del público: distanciamiento social, alcohol en gel, tapabocas y guantes.

La forma más eficaz para lograr que el público vuelva a reunirse en una función es el autocine: “Es una forma de garantizar que estás en tu espacio y no vas a correr riesgos”. Seis años atrás, la plataforma había presentado varias funciones de este estilo en numerosos puntos del país y ahora planea retomarlas. Esta dinámica está pensada para 200 automóviles y el audio será transmitido a través de radio FM. “Es una actividad al aire libre y muy responsable”, dice Lamela. “También ayuda a que el público pueda distraerse del confinamiento que estamos viviendo todos”.

La programación incluirá producciones nacionales y latinoamericanas, que harán foco en contenidos que aborden “la resiliencia, la superación y el autoestima”. “Queremos generar contenidos que puedan servir como inspiración para superarse”, asegura Lamela. “Tenemos una responsabilidad y queremos dejar un mensaje”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados