Este año se estrenan cinco dramas sobre la sexualidad

Una atracción fatal para el cine de Hollywood

El cine de Hollywood supo reflejar la sexualidad desde siempre. Pero eso fue hace cuatro décadas, pero ahora en materia de sexualidad la televisión le ha tomado la delantera. Aunque en la programación del Festival de Cine de Toronto que comenzó ayer es fácil notar el interés que se ha despertado en Hollywood por la fluidez sexual.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Elle Fanning interpreta a una chica que se siente varón en el cuerpo equivocado.

Historias de liberación sexual, sobre transexuales, sobre lesbianas defendiendo sus derechos o de aquellos que los defendieron antes pincelan una programación que sabe captar los cambios de una sociedad que ha evolucionado en cuestión de género. Temas eso sí que la televisión estadounidense lleva reflejando desde hace más de un año con series como Transparent, Orange is the New Black o el reality show Im Cait.

La apuesta sexual de Hollywood es más ambiciosa y con sueños de Oscar. Tanto Julianne Moore como Eddie Redmayne acabaron este año con la codiciada estatuilla en sus manos gracias a films como Siempre Alice y La teoría del todo, respectivamente.

Lo mismo podría suceder ahora con sus nuevos trabajos. Moore defiende Freeheld, película basada en la historia real de Laurel Hester, policía que aquejada por un cáncer terminal lucha contra las convenciones que quieren dejar a su pareja (Ellen Page) sin la pensión que le correspondería a cualquier otra pareja heterosexual.

Moore ya había actuado en una película donde se trataba el tema de la homosexualidad, en Lejos del paraíso donde interpretaba a la esposa de un hombre gay en la década de 1950. Su director fue Todd Haynes, que este año estrenará Carol, protagonizada por Cate Blanchett y Rooney Mara.

Blanchett encarna a una mujer de clase alta, casada, con hijos y en sus cuarenta que a finales de 1952 se enamora de la joven empleada de una tienda de regalos, Therese. Juntas deben afrontar las consecuencias sociales de su decisión.

Tanto Carol como The Danish girl han tenido buenas críticas. En este segundo film se retrata la vida del primer transexual que se sometió a una operación para cambiar de género.

En Stonewall, el realizador y conocido activista en defensa de los derechos de los homosexuales Roland Emmerich se aleja de las películas de acción y destrucción que le caracterizan para dinamitar el sistema recordando la revuelta social que tuvo lugar en el Nueva York de los 60 y que sentó las bases de la lucha por la libertad sexual.

Y About Ray también participa de esta misma búsqueda sexual presentando en pantalla la lucha de una joven (Elle Fanning) que reivindica su derecho a ser un varón.

Aunque es cierto que en Hollywood ya se han hecho películas que hablan de la sexualidad y que muchas veces esa apuesta ha sido compensada con el éxito, como es el caso de Secreto en la montaña y Dallas buyers club —aunque en esta última no sea el tema central—, hasta ahora nunca se había demostrado tanto interés en el tema, sino que los estrenos eran más bien esporádicos. Todo parece indicar que el 2015 es el año LGBT en Estados Unidos, donde ya se legalizó el matrimonio igualitario. Ahora, van en busca de conquistar la pantalla grande. Fuente: El País de Madrid

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados