CINE

Artífice uruguayo de buenos sustos

Juma Fodde: un guionista atareado con dar miedo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Entre proyectos propios y encargos, el guionista tiene la agenda colmada. Foto: M. Bonjour

Era dibujante, pero desde hace unos meses se pasa el día escribiendo historias para películas de terror. Juma Fodde tiene 35 años y demasiados proyectos oscuros, de esos que quieren asustar al mundo entero. Y quizás lo logre, porque uno de sus guiones, No dormirás, está editándose en estos momentos en España. El film dirigido por Gustavo Hernández, está protagonizado por las estrellas españolas Belén Rueda y Natalia de Molina junto a la argentina Eva De Dominici, y ya tiene ventas aseguradas en toda América y en parte de Europa.

"Me llamó Gustavo y me dijo que quería hacer algo sobre un grupo de teatro que trabaja con el insomnio y descubre que, sin dormir, los actores comienzan a atravesar umbrales de percepción que los ponen en contacto con otras presencias", cuenta.

Sin embargo, lo del cine de género "es casi un accidente", dice. El puntapié fue el mediometraje Los señalados de Dios, estrenado en 2008 en festivales de cine fantástico, una obra en la que fusionó los cuentos de Horacio Quiroga "A la deriva" y "La gallina degollada". "La había pensado como un western pero solo la tomaban como una de horror, entonces pensé que capaz lo mío iba por ahí".

El encuentro para esta charla es en la oficina de la productora Mother Superior, que montaron hace algunos años el productor Ignacio García Cucucovich y el director Hernández. En una habitación pequeña, donde apenas entran cuatro escritorios, están Fodde y otros tres cineastas con proyectos de terror entre manos: Jeremías Segovia, Gonzalo Torrens y Santiago Paiz. Mientras los dos primeros se aprontan para viajar al Fantastic Fest con el corto El hada de los dientes, Fodde tiene dos semanas para terminar un guión inspirado en el cuento "La horla" de Guy de Maupassant. "En nuestra versión hay un padre y una niña que van siendo tomados por una presencia demoníaca", adelanta. La idea es presentarle este proyecto a las productoras argentinas y españolas que financiaron No dormirás.

No es su única tarea pendiente. Debe, además, terminar la postproducción de Frondoso edén del corazón, el primer largometraje que dirige y que ya rodó siete años atrás. "Estoy usando una técnica de animación que implica ilustrar a mano 12 cuadros por segundo", dice, es la misma técnica de Waking life de Richard Linklater. El protagonista es un hombre que combina una vida familiar idílica con otra oculta. Una noche conoce a una indigente que le ofrece un té adictivo. El brebaje se extrae de una bestia que esta bruja mantiene oculta y que el protagonista roba y esconde en su hogar.

Otro de los encargos es Albatros. "Es sobre una mujer paralítica que era nadadora de nado sincronizado y debe sobrevivir a un arrebato de violencia irracional desatada por un virus", lanza para resumir el argumento. Y Hielo para las águilas, un proyecto que quiere dirigir él acerca de una cacería de brujas en un ambiente rural.

"Transmitir un sobresalto por escrito es casi imposible. Lo que sí se puede es plantear todo lo previo". Lo previo es "la amenaza y la tensión que antecede al susto", explica. La mecánica del miedo tiene una regla de oro y es que el susto sea anticipable pero impredecible. "¿Sabés cómo podés entenderlo? Pensá en la escena de alguien que está inflando globos. Sabe que uno va a estar fallado y va a explotar, pero no tenés idea de cuál ni cuándo. Ahí, en algo tan simple, ya tenés toda la composición de una escena de susto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)