Crítica

"Aquaman" llegó para devolverle a DC Comics la esperanza en el cine

Jason Momoa protagoniza esta película junto a Amber Heard y Nicole Kidman con dirección de James Wan

Aquaman
"Aquaman" es el superhéroe que DC estaba necesitando para competir, en la gran pantalla, con los superhéroes de la editorial Marvel. Foto: Difusión

Es la mejor película de DC Comics después de Mujer Maravilla, al menos para quien escribe, pero para eso no se precisa mucho. Derrotada con creces en su rivalidad cinematográfica con Marvel, la editorial ha intentado mejorar sus producciones desde la insípida El hombre de acero, de 2013, y lo que vino luego fue una sucesión de errores que no pudieron ser ocultados ni con los millones de dólares recaudados en la taquilla.

Batman vs. Superman: el origen de la Justicia fue mala, Escuadrón Suicida fue un papelón que se llevó un Oscar, y la última estrenada, Liga de la Justicia, fue otra entrega olvidable de un universo que tiene planes de desarrollo. En el medio, la luz de esperanza la trajeron Gal Gadot enfundada en el traje de la Mujer Maravilla, y Paty Jenkins a cargo de la dirección. Lo que hicieron juntas, además de un film entretenido y sólido, fue el mejor estreno de la historia para una película dirigida por una mujer y eso, en tiempos de revolución feminista, es mucho.

Aquaman, a cargo de James Wan, un hombre de largo historial en el cine de terror con títulos como El juego del miedo, La noche del demonio o las dos de El conjuro, es la película que DC necesitaba para ganar confianza y enderezar un camino torcido.

Aquaman
Tráiler de "Aquaman"

Aquaman es la historia de Arthur Curry, hijo de un cuidador de un faro y de Atlanna, princesa del reino submarino de Atlantis, destinado a unir dos mundos opuestos. Abandonado por su madre, quien se vuelve bajo el agua para preservar su futuro, el chico será entrenado por Vulko (Willem Dafoe), desarrollará sus poderes, y un buen día será buscado por Mera (Amber Heard), quien viene a la Tierra a advertirle que su hermanastro Orm está preparando una guerra letal contra la superficie. El trasfondo es un mensaje ecologista: en Atlantis y los reinos aledaños, están hartos de que todos los deshechos de los humanos terminen en el agua, y quieren terminar el asunto por las malas.

Curry aceptará a regañadientes, porque más allá de los músculos, el gesto recio y su espíritu libertario, tiene corazón noble. Y además, no le queda otra: como hijo de una princesa submarina y un humano, es el único eslabón capaz de conectar a los dos mundos y evitar su destrucción. La misión le exigirá recuperar un tridente perdido que está esperando al portador indicado: de más está decir que Aquaman lo es.

Ficha
Aquaman. Foto: difusión
Aquaman [***]
DirectorJames Wan
GuionDavid Leslie Johnson- McGoldrick, Will Beall
ConJason Momoa, Amber Heard, Nicole Kidman, Willem Dafoe, Patrick Wilson, Dolph Lundgren, Yahya Abdul-Mateen II.

Estados Unidos, 2018.
Música: Rupert Gregson-Williams.
Fotografía: Don Burgess.
Producción: Khadija Alami, Jon Berg, Rob Cowan y más.
Estreno: 26 de diciembre.

Buena parte de esa historia fantástica recae sobre los hombros de Jason Momoa, el ex Game of Thrones, que hace una buena composición de un superhéroe conflictuado, con la picardía y ternura de un niño, y destaca sobre los secundarios. Como Mera, Heard está a la altura.

Pero más allá de eso, lo que realza a Aquaman son un colorido inusual para una película de DC, y la cantidad de chistes y guiños que se acumulan. El arribo de la dupla al desierto de Sahara con un atuendo a lo Indiana Jones, mientras suena una versión de “Africa” de Toto, a cargo de Pitbull y Rhea; una salida del mar muy Baywatch (serie de la que Momoa fue parte), o una referencia a Pinocho, son momentos hilarantes en un guion un poco torpe. Hay tanta acción acumulada que la información se pierde entre un montón de criaturas, y uno queda con la sensación de estar ante algo un tanto superficial.

A la película le sobran unos minutos, una pelea de floja realización a cargo de Nicole Kidman, y algún que otro recurso visual, pero presenta el origen del superhéroe, consolida a Momoa como un buen Aquaman, y sobre todo, entretiene y colma expectativas. Eso, para el universo DC, es oro puro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)