PERFIL

Ansel Elgort: Cómo ponerle rostro a “El jilguero”, un fenómeno literario global 

Este jueves, llega a los cines uruguayos "El jilguero", un bestseller que llega a la pantalla grande

Ansel Elgort. Foto: Difusión.
Ansel Elgort. Foto: Difusión.

Todos los actores han escuchado “el famoso discurso”, a veces varias veces de boca de sus padres, profesores y otros: “Sí, querés ser actor, pero es una vida incierta y debes tener un plan B”. Todos los actores excepto Ansel Elgort, cuyos padres -el fotógrafo de Vogue Arthur Elgort y la directora de ópera Grethe Barrett Holby- creían que ser actor era buena idea.

“Me dijeron que hiciera lo que me gustara, que trabajara en ello y persistiera”, dijo Elgort, “porque entonces las piezas encajarán y todo saldrá bien. Me dijeron que debo ser feliz con lo que haga en la vida”.

“Lo gracioso es que mi versión del éxito en la preparatoria era que quería estar en La ley y el orden y hacer una obra de teatro. Pensaba: ‘Si puedo ser actor y no mesero al mismo tiempo, ese sería el éxito para mí’”.

Superó ese nivel hace mucho. Elgort ahora tiene 25 años, y es una de las principales celebridades jóvenes de Hollywood. Su proyecto actual es el papel protagónico de Tony en la nueva versión de West Side Story (1961) de Steven Spielberg.

Elgort también protagoniza El jilguero, que se estrena este jueves. Basada en la novela de Donna Tartt, que ganó el premio Pulitzer de ficción en 2014, el filme también es protagonizado por Nicole Kidman, Sarah Paulson y Finn Wolfhard. Elgort interpreta a la versión adulta del personaje principal, Theo Decker, cuya versión infantil es interpretada por Oakes Fegley.

“Se trata de un chico preadolescente que va a un museo de arte con su madre”, dijo el actor. “Hay un ataque terrorista y su madre muere. Él sobrevive”.

Después de salir de los escombros, Theo se lleva una pequeña pintura de la época de oro neerlandesa llamada El jilguero, que se convierte en una fuente de esperanza conforme su vida desciende por un camino plagado de drogas y delitos.

El papel fue el más exigente de su carrera, dijo Elgort, quien a los 18 años obtuvo su primer trabajo profesional, interpretando al protagonista de la producción fuera de Broadway de Regrets (2012) en el Manhattan Theater. Eso lo llevó a conseguir un papel en Carrie (2013), la nueva versión de la película de terror de 1976.

“Gracias a la obra tuve un agente e hice audiciones”, recordó Elgort. “De pronto ya tenía un papel en una película, con Julianne Moore y Chloe Grace Moretz. Pensé: ‘Esto no podría ser mejor. Estaré en los cines’”.

Pero todo se puso aún mejor. Después de coprotagonizar Divergente (2014) como Caleb, el hermano del personaje de Shailene Woodley, Elgort alcanzó el estatus de ídolo juvenil como un paciente condenado por el cáncer en Bajo la misma estrella (2014), una adaptación de la novela de John Green que también fue protagonizada por Woodley.

“Bajo la misma estrella de verdad me abrió muchas puertas”, dijo el joven actor, “y me dio la oportunidad de abordar un papel que la gente no olvidó. Quizá es porque morí. Debería morir en más películas”.

Elgort también ha aparecido en Men, Women & Children (2014), Paper Towns (2015) y las secuelas de Divergente en 2015 y 2016. Lo alabaron por interpretar a un conductor con discapacidad auditiva llamado Baby en Baby, el aprendiz del crimen (2017) de Edgar Wright.

“El papel fue perfecto para mí”, dijo Elgort, “porque al personaje le encanta la música, y así soy yo. Me resultó muy natural interpretar a un personaje genial en una película genial de Edgar Wright. Conducir el auto en realidad fue como bailar una coreografía, así que aprendí a hacerlo rápidamente”.

Elgort, feroz crítico de su propio trabajo, a veces ve sus películas varias veces para poder evaluar su actuación.

“Me gusta ver cosas que hice y que fueron malas y buenas”, dijo. “Sé que a muchos actores no les gusta ver su propio trabajo, pero a mí me parece una gran experiencia de aprendizaje”.

Se califica como un “buen actor”, pero aún no está satisfecho con eso. “Quiero ser un gran actor”, dijo Elgort. “No me importa cuál sea el género. Interpretaría cualquier personaje”.

Sus reglas para elegir papeles son sencillas, agregó: “¿El guion es bueno? ¿El director es bueno? ¿El personaje es bueno? Eso es todo”. Está dispuesto a esperar, si las respuestas a esas preguntas no son lo que quiere escuchar.

“No tengo prisa de hacer muchas películas”, dijo Elgort. “Preferiría hacer una buena película cada dos años que tres películas malas cada año, solo para encontrar un filme muy especial de vez en cuando. Quiero que todo lo que haga sea muy especial”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)