Diva

A los 86 años, Sophia Loren tiene nueva película y ya se la menciona para los Oscar

El 13 de noviembre, Netflix estrena "La vida ante sí", la primera película de la diva italiana en 11 años; la dirige su hijo Edoardo Ponti.

Sophia Loren
Sophia Loren en "La vida ante sí"

Han pasado 11 años desde que el mundo vio por última vez en cine a Sophia Loren (el musical Nine) y una década desde que apareció por última vez en TV (el telefilme La mia casa è piena di specchi, basada en la historia de su familia). Por eso, el regreso al cine de quien sigue siendo la gran diva del cine italiano no es algo menor.

Sophia Loren, de 86 años, vuelve con su hijo Edoardo Ponti en la dirección y con una historia destinada a conquistar a grandes y chicos. Se titula La vida ante sí y debuta en Netflix el 13 de noviembre.El filme es la nueva adaptación de una popular novela de Romain Gary, que ya había sido llevada al cine en 1977 (como Madame Rosa), con Simone Signoret, una película que ganó el Oscar a Mejor Película Extranjera.

Ahora, la historia se traslada desde las calles de París hasta un pueblo costero de Italia. Loren interpreta a Madame Rosa, sobreviviente del Holocausto, que intenta mantenerse económicamente cuidando a los hijos de inmigrantes y prostitutas del lugar. Un día, ella es víctima de un robo por parte de un niño huérfano de 12 años, inmigrante senegalés, llamado Momo, quien vive bajo el cuidado de un médico que termina recurriendo a la mismísima Madame Rosa para que cuide de él.

Lo que parte como una relación compleja, termina transformándose en una estrecha amistad, una en que ella intenta alejarlo del tráfico de drogas y lo rodea de un círculo de personas bondadosas como un vendedor de alfombras que además intenta acercarlo a sus raíces musulmanas. La amistad se pondrá a prueba cuando la anciana comience a perder la lucidez y reviva el trauma de los horrores de la guerra.

Sin duda el tiempo ha pasado tanto para Madame Rosa como para la propia Loren. El peso de los años se nota. No pasa inadvertido el hecho de que gran parte de los 94 minutos de película Loren crea su personaje sentada y con pocas escenas en que se mueve. Resalta, tal vez por lo mismo, una hermosamente filmada escena en que Madame Rosa baila junto a su vecina Lola (la actriz transexual Abril Zamora). El momento no solo revive el indiscutido y persistente glamour de la actriz, también funciona como la confirmación de que a los 86 años ella no ha perdido un ápice de su belleza, magnetismo y, sobre todo, su talento.

Edoardo Ponti filma a su madre con cuidado y sofisticación, como era de esperar, y su estilo de dirección guarda más de un parecido con el del cine italiano de los años 60 y 70, época que consolidó el estatus de diva de Loren. La película tiene su mayor fortaleza en los momentos íntimos, en especial aquellos entre Rosa y Momo, interpretado por Ibrahima Gueye, quien es el gran hallazgo del filme. Ambos logran una química envidiable que es clave para cimentar un conmovedor relato familiar. La vida ante sí ha recibido críticas mayormente elogiosas.


David Rooney, de The Hollywood Reporter, dijo: “El público se conmoverá con esta cuidada producción italiana, una obra de amor sentimental y satisfactoria”. Todos destacan a su protagonista, como Guy Lodge, de Variety: “Al principio, la sola emoción de ver a Loren es tan inmensa que uno se olvida de analizar su actuación, lo que es el precio o el privilegio de tener un genuino estatus de ícono”.

Es que, aunque en este año tan particular la temporada de premios tenga una agenda extendida y muy distinta a la del pasado, el nombre de Loren -ganadora de dos premios de la Academia, uno honorario y otro como mejor actriz por su papel en Dos mujeres (1960), de Vittorio De Sica- ya forma parte de la conversación sobre los Oscar. Especialmente porque si llega a ser nominada por La vida ante sí, la gran diva italiana rompería el récord de mayor cantidad de años entre nominaciones: la última vez que Loren había competido en los premios de la Academia fue en 1965 por su interpretación en Matrimonio a la italiana. Además, si fuera candidata entre las actrices protagónicas, Loren se transformaría en la nominada de mayor edad, ya que a los 86 años superaría a Emmanuelle Riva, que a los 85 formó parte de la categoría por Amour (2012).

La vida ante sí, además, podría ser la candidata italiana para competir en la categoría de mejor film internacional, un rubro que con 14 estatuillas tiene a Italia como su histórica máxima ganadora. Entre esos triunfos está La strada (1954), de Federico Fellini producido por Carlo Ponti, esposo de Loren y padre de Edoardo, quien, si su film resultara nominado, podría repetir la hazaña de su padre. Y hasta superarlo.

La película, además, suena como carta en la próxima carrera por el Oscar en categoría como Mejor Canción y Mejor Película Internacional.Una canción La vida ante sí incluye la canción “Io si”, interpretada por Laura Pausini, y compuesta por la estadounidense Diane Warren, nominada 11 veces al Oscar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados