Aniversario

Hace 100 años nacía Lana Turner, una estrella de Hollywood con éxitos y escándalos

La actriz fue una de las figuras del cine clásico americano pero también es recordada por una vida sufrida y violenta; tuvo una nominación al Oscar

Lana Turner
Lana Turner durante su visita a Punta del Este en 1957

Fama, escándalos, romances, asesinatos, sexo y misterios, es material de leyenda de Hollywood y pocas estrellas lo resumieron mejor que Lana Turner, de cuyo nacimiento se cumplen hoy 100 años.

Figura del cine de los 40, la gran belleza de Turner dejó injustamente en segundo plano su calidad como actriz. Pero el mito de Turner también se sustenta en su muy ajetreada vida sentimental y en la oscura muerte de su pareja, el mafioso Johnny Stompanato.

Turner nació el 8 de febrero de 1921 en Wallace, un pueblo minero de Idaho. La familia se mudó a Los Ángeles pero se separó, su padre fue asesinado y ella sufrió abusos.

Cuenta la leyenda que Turner fue descubierta de joven cuando tomaba un refresco por un periodista que, maravillado, la llevó a una entrevista con el director Mervyn LeRoy. Así, Turner cambió su nombre y fichó a finales de los 30 por la Metro, el estudio que la encumbraría.

Junto con Spencer Tracy o Clark Gable, Turner destacó en películas como El hombre y la bestia (1941), Reportaje sensacional (1942) o El cartero llama dos veces (1946).

Paralelamente a su éxito en el cine, la actriz se convirtió en un mito sexual en Estados Unidos con su melena rubia y su estilo de pin-up.

Más adelante brilló en Cautivos del mal (1952); La caldera del diablo (1957), su única nominación al Óscar; e Imitación de la vida (1959), uno de sus papeles más recordados.

Y tuvo ocho matrimonios con siete hombres diferentes. Su lista de romances, rumores y aventuras es igual de llamativa con nombres como Frank Sinatra o Howard Hughes.

Turner, que sufrió alcoholismo y depresión y que también intentó quitarse la vida, se vio envuelta en un escalofriante caso en 1958 cuando su hija Cheryl mató a puñaladas a Stompanato, un gángster que era pareja de la actriz.

El juicio acabó convertido en un tremendo escándalo mediático y Cheryl fue absuelta porque se entendió que la joven había defendido a su madre.

Murió el 29 de junio de 1995 debido a un cáncer de garganta solo un año después de haber recibido el Premio Donostia en el Festival de Cine de San Sebastián como broche a una vida y una carrera de película. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados