Douglas Sirk intuyó en él un talento que rindió a medias

Hace 90 años nacía el gran galán Rock Hudson

Rock Hudson hubiera cumplido hoy noventa años. En efecto, el actor nació como Roy Harold Scherer Jr. en Winnetka, Illinois, el 17 de de noviembre de 1925. Como se sabe, murió de Sida el 2 de octubre de 1985.

Durante la II Guerra Mundial, se alistó en la Marina de los Estados Unidos, y tras el conflicto se trasladó a Los Angeles, donde trabajó en diversos oficios (cartero, camionero, taxista). A fines de la década de 1940 consiguió aparecer en pequeños papeles, y logró un contrato con Estudios Universal en 1949.

Desempeñó pequeños papeles en films de raoul Walsh y Anthony Mann, pero fue el gran Douglas Sirk el primer qu eadvirtió realmente las posibilidades del joven actor, convirtiéndolo en protagonista de varios de sus formidables melodramas (Sublime obsesión, 1954; Lo que el cielo nos da, 1955; Palabras al viento, 1956; Himno de batalla, 1956; Los diablos del aire, 1957) y en un galán de primer alínea que George Stevens también supo utilizar en Gigante (1956). En 1959 swe encontró con Doris Day en Problemas de alcoba, y su carrera dio un vuelco perdurable: se convirtió durante varios años en un exitoso actor de comedia, a menudo con Day, frecuentemente escritas por el ingenioso Stanley Shapiro (que no perdía oportunidad de dispara indirectas acerca de su homosexualismo). En sus últimos años trabajó sobre todo en televisión, en series como el elegante policial McMillan y Sra y el melodrama Dinastía), antes que la enfermedad y el estúpido escándalo se lo llevaran.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados