Obituario

A los 87 años murió George Segal, uno de los actores más exitosos de la década de 1970

Estuvo nominado al Oscar por "¿Quién le teme a Virginia Woolf?" y estuvo en comedias como "Un toque de distinció" y "Racha de suerte"

George Segal
George Segal, 1934-2021

George Segal, un actor con una larga carrera en cine y televisión y que tuvo una gran popularidad con una serie de películas exitosas en la década de 1970, murió ayer a los 87 años. De acuerdo al comunicado en que su esposa anunció su muerte, Segal falleció por complicaciones de una cirugía de bypass.

El actor, que empezó en el cine a mediados a comienzos de la década de 1960, estuvo nominado a un Oscar como actor secundario por su papel de un profesor universitario en ¿Quién le teme a Virginia Woolf? de Mike Nichols en 1967. Ganó dos Globos de oro: en 1966 como revelación por Los nuevos practicantes y en 1974 como mejor actor de comedia por Un toque de distinción.

Esa comedia romántica en la que compartía elenco con Glenda Jackson, fue la segunda película más vista ese año en Uruguay, de acuerdo al sitio Cinestrenos.

La filmografía de Segal incluye más de 120 participaciones en películas y series desde The Closing Door en 1960 a su papel como a Albert “Pops” Solomon en la serie The Goldbergs donde estuvo desde 2013 hasta esta temporada.

Segal, con su aspecto de hombre común y dotado para la comedia, trabajó con grandes directores en las décadas de 1960 y 1970, entre los que figuran Herbert Ross (El búho y la gatita), Robert Altman (Racha de suerte) y Paul Mazursky (Los amantes de Venecia). En la década de 1990 trabajó en películas de cineastas jovenes como Gus Van Sant (Todo por un sueño) o David O. Russell (Flirting With Disaster) o Ben Stiller (El insoportable).

Además fue parte importante de comedias exitosas de la década de 1970 como la mencionada Un toque de distinción, El zorro y la duquesa, Los cuatro pícaros ladrones y No robarás a menos que sea necesario.

Una serie de malas elecciones (rechazó 10 de Blake Edwards, por ejemplo), ayudaron a que no se convirtiera en la gran estrella que prometía. Parece raro, visto en perspectiva, que solo estuviera nominado a un Oscar, cuando en su período de gloria fue, sin duda, uno de los grandes actores de su generación con una capacidad tanto para el drama como para la comedia.

Sin demasiadas oportunidades interesante en el cine (estuvo en Mira quién habla, por ejemplo), desde la década de 1980 consiguió papeles recurrentes en televisión en series como Murphy’s Law, Take Five y Entourage.

Segal había nacido el 13 de febrero de 1934 en una familia de inmigrantes judíos rusos en Great Neck en el estado de Nueva York. Estudió en el Actor’s Studio y comenzó su carrera en Broadway.

Pero fue, principalmente un actor de cine. En 1960 fue contratado por Columbia Pictures que le dio su primeros papeles, entre los que estaban La nave del mal de Stanley Kramer (donde compartía elenco con Vivien Leigh y Simone Signoret) y la británica El caudillo de los desalmados. De entonces también son sus primeros trabajos para la televisión en adaptaciones de clásicos como Muerte de un viajante.

Su afición más conocida era tocar el ukelele y el banjo, instrumento con el que llegó a grabar un disco. Comenzó en el mundo del espectáculo como integrante del septeto de Dixieland, la Red Onion Jazz Band.

“Me aterra pensar que se me considere insulso”, dijo alguna vez. “Pero he aprendido a reconciliarme con el hecho de que eso es lo que soy”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados